Cómo decorar una calabaza para Halloween

Publicado por Lucía Sánchez, 14 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Decora calabazas para Halloween

Siempre nos gusta reivindicar la originalidad, así que hoy vamos a hacer una muestra más de ello. Queremos enseñaros cómo decorar unas calabazas para Halloween huyendo de los tópicos, porque esta fiesta no solo tiene que ser terrorífica, también puede ser muy colorida y brillante. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: tres calabazas de diferentes tamaños, espráis blancos, purpurina, cinta de carrocero, cola blanca, un bol, cuerdas de colores, un pincel, papel de periódico, virutas de azúcar de colores y un soporte para las calabazas.
  • No dañar la pintura: tendremos mucho cuidado al poner la cinta de carrocero y el papel de periódico sobre la calabaza para no dañar la pintura. La solución es poner la cinta de carrocero del revés y que el papel de periódico quede holgado.
  • Pintar con espray: al pintar con este tipo de pintura debemos ventilar bien la sala, colocar papel de periódico para no manchar y rociar a una distancia prudente y de manera uniforme para no dejar ronchones de pintura.

Vamos a decorar tres calabazas de diferentes maneras para dar tres posibilidades de decoración para el día de Halloween. Además de las calabazas, también podemos hacer otras manualidades, como por ejemplo un espantapájaros

 

Pintar las calabazas

Los materiales que necesitaremos para decorar nuestras calabazas son: tres calabazas de diferentes tamaños, espráis blancos, purpurina, cinta de carrocero, cola blanca, un bol, cuerdas de colores, un pincel, papel de periódico, virutas de azúcar de colores y un soporte para las calabazas.

Comenzaremos pintando las tres calabazas con el espray. Para intentar manchar lo menos posible, colocaremos papel de periódico sobre la mesa. Y no olvidaremos abrir todas las ventanas. A la hora de rociar las calabazas con el espray, será importante hacerlo de manera uniforme, ya que si nos detenemos demasiado en la misma zona, la superficie quedará a ronchones. Del mismo modo, no utilizaremos el espray demasiado cerca de la calabaza, pues también corremos el riesgo de que queden ronchones de pintura.

 

Cómo decorar las calabazas

La primera calabaza que vamos a decorar es la más pequeña. Nosotros hemos decidido hacerlo con virutas de azúcar de colores, las mismas que utilizamos para decorar en repostería.

Después de que el espray blanco se haya secado, aplicaremos cola blanca abundante sobre la calabaza. Tendremos cuidado con la cola blanca que utilicemos, ya que debe ser de las que se quedan transparentes al secarse.

Antes de que la cola blanca esté seca, rociaremos la calabaza con el azúcar de colores. Para poder hacer esto necesitaremos la ayuda de alguien que sujete la calabaza mientras nosotros espolvoreamos las virutas. No hay ningún patrón, lo haremos aleatoriamente para que quede más natural. Podemos situar un bol debajo para evitar manchar todo.

Ahora colocaremos la calabaza sobre el soporte y ¡listo! En nuestro caso, hemos utilizado un simple molde para tartas. Lo ideal es echarle un poco de imaginación, en realidad lo único que tenemos que valorar es que el soporte tenga un agujero en el centro y que el material del que esté hecho aguante el peso de las calabazas.

A continuación decoraremos la calabaza de tamaño mediano. En este caso, hemos decidido forrar el rabito de la calabaza con una pequeña cuerda de color gris. Ataremos en la parte inferior un extremo de la cuerda. Comenzaremos a enroscar la cuerda sobre el rabito de la calabaza y, cuando lleguemos al extremo superior, volveremos otra vez hacia abajo, es decir, enroscamos la cuerda sobre el rabito de la calabaza dos veces, una hacia arriba y otra hacia abajo. Cuando lleguemos al final, haremos un nudo, daremos un par de vueltas para taparlo y cortaremos la cuerda restante.

También aplicaremos cola blanca sobre la superficie de la calabaza.

Después, espolvorearemos purpurina sobre ella teniendo debajo un bol para no pringar todo.

Y colocaremos nuestra segunda calabaza brillante en el soporte para tartas.

Para decorar la tercera calabaza necesitaremos purpurina y mucha paciencia. Después de asegurarnos de que la pintura está seca, haremos una línea horizontal con cinta de carrocero y forraremos la parte superior con un par de hojas de periódico. Mucho cuidado con este paso, la cinta de carrocero la tendremos que poner del revés, es decir, con la parte que pega hacia afuera (se quedará bien sujeta si la ajustamos al diámetro de la calabaza). También deberemos tener mucho cuidado al colocar el papel de periódico. Si no queremos tener una calabaza en la que se lean las noticias, no pegaremos demasiado el periódico, solo lo dejaremos holgado. Con estos trucos conseguiremos no dañar el color blanco de la calabaza.

Una vez que esté bien cubierta, con ayuda de una brocha impregnaremos bien de cola blanca la parte inferior de la calabaza.

Antes de que se seque, rociaremos con purpurina y quitaremos la cinta de carrocero y el periódico.

Colocaremos en el soporte elegido y ¡listo! Tres calabazas coloridas y brillantes para celebrar este Halloween de manera diferente.



Comentarios (1)

gdani535 comento el 14/10/2014 a las 13:24

Ahora que se acerca Halloween me parece una gran idea este tipo de manualidades, sobre todo para los que tenemos poca imaginación :D

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios