Toalla para el pelo con patchwork

Publicado por Covadonga Carrasco, 03 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Haz una original toalla de patchwork

El patchwork ha llegado a nuestras vidas para quedarse, pero no solo en mantas, alfombras o manteles, también podemos usar esta técnica para hacer un montón de elementos, por ejemplo, en el baño. ¿Qué os parece una original toalla turbante hecha con patchwork?

LO QUE DEBES SABER...
  • Alfileres: es importante sujetar las telas con los alfileres para que no se nos muevan a la hora de cortarlas.
  • Colores: el patchwork se caracteriza por tener múltiples colores, cuanto más vivos, mejor, así quedará un diseño mucho más divertido.
  • Felpa: necesitaremos esta tela para hacer la toalla y cubrirla con telas patchwork.

Estar a la moda incluso al salir de la ducha es muy fácil, con cosas que tenemos en casa podemos hacer una toalla turbante ideal. Los materiales que necesitaremos serán retales, felpa, hilos, un bolígrafo, unos alfileres, unas tijeras, un cierre de cardillo, la máquina de coser y una plancha.

 

Una toalla para el pelo personalizada

Para la tela ya sabemos que el patchwork no es otra cosa que retales, así que los que tengamos en casa nos servirán. Necesitaremos también un poco de felpa, hilo y el cierre de cardillo.

Con el boli marcaremos la parte redondeada del turbante en la felpa a modo de patrón. Después, sujetaremos la felpa con alfileres para que no se nos mueva a la hora de cortarla. Hay que tener cuidado, porque cuando cortemos la tela tendremos que dejar un margen de aproximadamente 1,5 centímetros más para preparar la costura.

Haremos un sobrehilado con ambas partes y comenzaremos a preparar las tiras de patchwork uniéndolas hasta que logremos cubrir la superficie del turbante.

 

Cuidado al coser las costuras

Iremos colocando con alfileres las tiras en el turbante y lo coseremos todo. Tendremos que marcar también las esquinas del turbante con la plancha y las coseremos.

Para terminar, colocaremos el cierre de cardillo en cada lado del turbante y ya podremos salir de la ducha con mucho más estilo y glamour que antes.

Esta es también una buena forma de quitarnos de encima todas esas telas que vamos guardando “por si acaso” y que al final lo único que hacen es estorbar en los armarios.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

irenita52 comento el 03/07/2014 a las 13:45

Uy qué original! No se me da muy bien la costura, pero creo que le voy a pedir ayuda a una amiga que cose muy bien!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios