Lámpara de lava casera

Publicado por Lucía Sánchez, 07 Ene 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer una lámpara de lava

En época de crisis, el ingenio sale de paseo y hacer manualidades en casa se convierte en una opción nada despreciable. ¿Os gustan las lámparas de lava? Pues bien, no hace falta que nos gastemos un dineral en comprar una, podemos hacer nuestra propia lámpara de lava con materiales muy baratos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: vaselina líquida, colorante para alimentos, una botella de vidrio y una base para colocar la bombilla. También necesitaremos una botella de alcohol de 70º, otra botella de alcohol de 95º y aguarrás vegetal.
  • Colores: podemos utilizar el colorante para alimentos del color que queramos.
  • Llenar la botella: es importante que la vaselina no sobrepase un cuarto de la capacidad total de la botella de vidrio.

Las lámparas de lava suelen ser bastante caras en las tiendas, así que hacerlas nosotros mismos es una opción mucho más económica.

 

Materiales y primeros pasos

En un recipiente mezclaremos vaselina líquida y colorante. Agitaremos hasta que se decolore todo el líquido. El colorante debe ser basado en aceite para que la unión sea la adecuada. Una vez que la mezcla tenga el color que queremos, llenaremos la cuarta parte de una botella de cristal.

Continuaremos llenando la botella con alcohol de 70º y alcohol de 95º a partes iguales hasta llegar al inicio del cuello de la misma. El primer tipo de alcohol hará que la vaselina líquida flote y el segundo que se hunda. De este modo, llegará un momento en el que se forme una burbuja de aceite gigante que se mantenga en la mitad de la botella. Cuando logremos esta situación, ya podremos seguir con los siguientes pasos.

A continuación, y para finalizar con el interior de la lámpara de lava, tendremos que añadir a la mezcla de vaselina y alcohol una cucharada de aguarrás vegetal.

 

Soporte para la lámpara de lava

Podemos fabricar el soporte de nuestra lámpara de lava de una manera fácil y rápida. Para ello, utilizaremos un tarro de cristal en el que podamos introducir una bombilla y que, al mismo tiempo, tenga suficiente estabilidad.

Sobre la tapa del tarro haremos una incisión de uno a dos centímetros de diámetro para que pueda pasar la luz y el calor a la botella de cristal donde tenemos la mezcla. Solo tenemos que colocar la botella sobre el tarro y disfrutar de nuestra lámpara de lava casera



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios