Consejos para forrar los libros del colegio

Publicado por Cristina Yañez, 05 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo forrar los libros de los niños

Con el inminente regreso de los niños al colegio, es muy probable que estéis ya con los últimos preparativos para que esté todo listo el día que vuestros hijos vuelvan a las clases. Entre comprar libros, material escolar, ropa y demás utensilios, hay una tarea casi inevitable y ya convertida en ritual. Hablamos, por supuesto, de forrar los libros escolares, por lo que vamos a daros una serie de consejos y recomendaciones para que lo hagáis correctamente.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: solo tendremos que comprar el forro de plástico, las tijeras y la cinta adhesiva, que seguro tendremos en casa.
  • Tiempo: en apenas unos minutos podemos tener forrado correctamente el libro y en menos de una hora todos los que los niños necesiten para el colegio.
  • Forro: hay que estirarlo bien para que no se formen arrugas y sellarlo para evitar que les entre aire.

 

Es conveniente forrar los libros para que se conserven en el mejor estado posible y puedan ser utilizados por familiares o amigos que los necesiten durante años posteriores

 

Cortar el forro y ajustar las medidas 

Aunque forrar los libros puede parecer algo muy sencillo, si queremos obtener unos resultados perfectos es conveniente seguir una serie de recomendaciones para que el forro dure todo el curso escolar y no tengamos que estar volviendo a realizar la misma tarea cada cierto tiempo. Lo único que necesitaremos son unas tijeras, un rollo de papel para forrar de plástico y cinta adhesiva de la que todo el mundo tiene en casa.

Lo primero que debemos hacer es poner el forro sobre el libro que queremos proteger y tomar las medidas, siempre dejando unos cuantos centímetros de margen para poder trabajar correctamente. El siguiente paso consistirá en realizar dos cortes en la parte inferior y otros dos en la superior de forma paralela al libro para crear dos especies de pestañas.

Es muy importante que, antes de poner el forro, limpiemos la tapa del libro para evitar que queden restos de polvo o pequeñas motas de suciedad y puedan dañar a la larga el plástico. 

Forrar la portada y la contraportada 

Una vez que esté limpia, colocaremos el forro y doblaremos las pestañas que hemos creado para pegarlas en la parte de atrás de la tapa estirando bien el plástico. Con la cinta adhesiva, iremos fijando en las esquinas y, si lo creemos conveniente, también en los laterales. Una vez que terminemos con la portada del libro, procederemos a hacer lo mismo con la contraportada, siempre estirando bien el plástico para que no quede ninguna arruga. Cuando hayamos fijado bien el forro también a la contraportada, tendremos el libro completamente forrado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios