Crea un centro de mesa de verano

Publicado por Laura Cortés, 25 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Un centro de mesa veraniego

Arena, conchas y velas son las únicas cosas que necesitas para hacer un bonito y original centro de mesa para verano.

LO QUE DEBES SABER...
  • Verano y playa: aunque se puede disfrutar de un verano diferente, hay que reconocer que el verano está íntimamente unido al mar y a la playa, por eso utilizaremos estos elementos para un centro de mesa de temporada.
  • Arena: no olvides recoger arena de playa solo en lugares donde está permitido. Es posible que exista prohibición de hacerlo en algunas playas.
  • Velas calientaplatos: se llaman también velas de té y son esas velas bajas, normalmente blancas, que se soportan sobre una base de aluminio de la misma altura.

 

Hacer este centro de mesa veraniego es tan fácil que no se requiere mucha explicación. Lo que sí que necesitarás es algo de tiempo para acercarte a una playa y recoger arena y algunas conchas marinas. También necesitarás comprar las velas calientaplatos si no tienes en casa.

 

Materiales

- Arena de playa

- Conchas de mar

- Velas calientaplatos

- Plato o base decorativa

Elige una bonita base para el centro de mesa

Además de estos elementos, que serán los que adornen el centro, será necesario tener una base sobre la que colocarlos. Puedes utilizar una base decorativa que utilices normalmente para centros de mesa, pero también puedes utilizar un plato llano normal.

Nuestro consejo es que, tanto si usas una base para centros de mesa como una bandeja, un plato o cualquier otro elemento, sea de un tono claro. El color blanco, blanco roto o blanco arenoso, harán que las piezas de este centro destaquen más.

Por supuesto, elijas la base que elijas para tu centro de mesa veraniego, ten en cuenta que no tiene que tener agujeros para así evitar que la arena se salga.

Decora el centro veraniego a tu gusto

Cuando hayas elegido la base, es hora de echar la arena de playa sobre esta. Échala con cuidado porque ya sabes lo molestos que son los granitos de arena en la piel o por el suelo de casa.

Ahora toca la parte más creativa de esta manualidad. Escoge las conchas más bonitas y colócalas con cuidado sobre la arena. No te preocupes si la primera vez no te gusta cómo quedan, retíralas de la arena, borra las marcas con la mano y vuelve a intentarlo hasta que te guste el resultado.

Cuando tengas las conchas tal y como te gustan en el centro de mesa veraniego, coloca las velas calientaplatos. Sitúalas también con gracia sobre la arena y húndelas un poco en ella.

Puedes utilizar velas de cualquier color, pero como se trata de un centro de mesa de arena, las de color blanco darán mejor resultado estético.

Con todo esto ya tendrás tu centro perfecto para decorar tus mesas de verano, tu porche o el recibidor de casa. No olvides que las velas resultan totalmente funcionales en este centro decorativo y que puedes encenderlas cuando llegue la noche.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios