Hacer un soporte alto para tartas, pasteles o magdalenas

Publicado por Laura Cortés, 14 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Base con pie para repostería

Seguro que has visto estos soportes en muchos sitios. Son esas fuentes altas, sujetas sobre un pie en su centro, que se utilizan para servir y presentar de forma destacada pasteles, tartas, cupcakes, magdalenas o cualquier otro tipo de repostería. ¿Sabes que puedes hacer una de estas bases altas para tartas fácilmente?

LO QUE DEBES SABER...
  • Pie alto para tartas: también se puede llamar base alta para repostería, tortera, tartera, soporte para pasteles, pedestal para postres, soporte para cupcakes o magdalenas, etc.
  • Pintura en espray: es una pintura en aerosol que permite pulverizar el color rápidamente y con un resultado perfecto.
  • Termoencoladora: es una pistola que se calienta para derretir la barra sólida de adhesivo de su interior, convirtiéndolo en pegamento.

 

Junto con el impulso que está recibiendo la repostería casera en estos últimos años, los pies para tartas han ido igualmente ganando fama. Es una bonita idea para ofrecer dulces a tus invitados y además de una manera más cómoda.

 

Materiales

-Un plato

-Un candelabro

-Pintura en espray (opcional)

-Lija

-Termoencoladora

Presentar postres de manera atractiva

Hasta hace bien poco era bastante difícil encontrar bases altas para tartas. Hoy ya se pueden comprar en muchas tiendas de decoración y sobre todo en tiendas de menaje especializado.

Pero ya sea porque no la encuentras o porque prefieres tener una de estas bases para tartas personalizada, con estos sencillos pasos y materiales baratos podrás hacerte en casa tu propio soporte para repostería con pie.

Lo primero que tienes que hacer es combinar estéticamente los dos elementos básicos que formarán el pie para tartas; el plato y el candelabro.

Aunque es posible que ambos objetos sean del mismo color o de estilo similar, si necesitas o quieres igualarlos, hazlo con pintura en espray. Limpia bien el plato y el candelabro si los quieres pintar y pulveriza sobre ellos la pintura. El resultado será fantástico y conseguirás integrar los dos elementos perfectamente.

Recuerda seguir las instrucciones de uso de la pintura que estés utilizando. Para pintura en espray es importante, sobre todo, utilizarla en un espacio abierto, proteger las zonas de alrededor para no mancharlas y pulverizar a la distancia indicada en el envase (normalmente a unos 30 o 40 centímetros), y en círculos.

Como en este caso el plato es blanco, solo hemos necesitado aplicar pintura en el pie, o lo que hasta ahora era un candelabro, para igualarlo en color. Puedes usar cualquier otro tono que te guste e incluso hacer pequeños adornos o dibujos.

Espera a que se sequen las piezas pintadas, para ello debes atender de nuevo las instrucciones del fabricante de la pintura.

Unir las piezas del soporte

El siguiente paso es juntar las dos piezas. Pero antes de esto usa la lija para hacer un poco más rugosa la superficie del plato y del candelabro, justo por donde vayas a unirlos. Esto facilitará que la cola agarre bien y la unión no se despegue. Puedes hacerlo con una lija de mano, con una lijadora eléctrica o con una multiherramienta.

Calienta la termoencoladora y cuando esté lista aplica un poco de cola en el plato y otro poco en el extremo superior del candelabro. Junta las dos partes y aguanta unos segundos para que la cola haga su trabajo.

Cuando la cola haya enfriado por completo, tendrás un pie para tartas a tu gusto y hecho por ti mismo, con el que podrás lucir tus postres y pasteles caseros.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios