Hacer cajitas de regalo recicladas

Publicado por Vanesa Sánchez, 31 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cajas de regalo recicladas

¿No te parece una gran idea elaborar cajas de regalo para que entregues tus presentes de la manera más original? Hacer un regalo siempre gusta a cualquiera, pero si además empleamos nuestras manos para dar un toque personal, la sorpresa será mayor.

LO QUE DEBES SABER...
  • Hacer una caja de regalo: lo más sencillo es utilizar una caja de cereales, un envase de leche, zumo vacío o un rollo de cartón.
  • Decorar: cualquier caja tiene que estar decorada a nuestro gusto, con pintura, papeles, vinilos, pegatinas, etc.
  • Bolsa: si prefieres hacer una bolsa de regalo, el procedimiento es el mismo pero añadiendo una cuerda para hacer el asa.

 

Por ejemplo, puedes hacer una caja de regalo reciclada con un rollo de cartón de papel higiénico o de papel de cocina, y pintarlo o empapelarlo para conseguir una cajita decorada a tu gusto. 

 

Utilizar un rollo de cartón

El primer paso es doblarlo por la mitad. Procura que queden bien marcados los bordes del doblez. El siguiente paso será doblar las aberturas. Para que te queden bien, primero dobla las de un lado y luego las del otro, siempre marcando bien cada doblez que hagas. Ya tienes la forma, ahora hay que pegar uno de los laterales para que haga de base y apretar para que se quede bien unido.

Con esto, ya tendrías la cajita de regalo hecha, ahora tienes que decorarla. Para ello puedes tener varias opciones: pintarla, forrarla de papel de regalo, forrarla con pegatinas o papel vinilo, etc., según te guste más.

Una opción sencilla es darle una capa de pintura del color que más te guste y después finalizar la decoración con flores pintadas, pegatinas, trozos de papel de regalo a modo de collage, etc.

Otras ideas para preparar cajitas de regalo

Con una simple caja de cereales tienes la posibilidad de hacer una caja básica que después podrás decorar. Coge la caja y corta con un cúter uno de los laterales. Desármala y móntala al revés para ocultar el dibujo que ya tenía. Pega con cola los bordes menos uno y ya tendrás la caja lista. Decórala como quieras y añade algún elemento como un lazo, un mensaje bonito o una firma.

Otra opción es coger un cartón de leche o zumo vacío y limpiarlo bien. Deberás deshacer la parte superior del envase y cortar toda esa zona para dejar un rectángulo abierto por un lado. Con papel de estraza forra toda la caja. A continuación, arruga un trozo de papel de regalo, estíralo pero conservando las arrugas y dale una buena capa de cola. Deja secar para que quede con brillo y, a continuación, pégalo en la caja forrándola por completo. Solo te queda meter el regalo y doblar el borde de la caja para cerrarla.

Si quieres, con esta misma técnica puedes hacer una bolsa de regalo. Todo el proceso es igual, pero deberás hacer unos agujeros con un perforador (dos a cada lado) para meter un lazo o cuerda bonita para hacer de asa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios