10 DIY que te facilitarán la vida en casa

Inicio  /  Manualidades  /  10 DIY que te facilitarán la vida en casa

10 DIY que te facilitarán la vida en casa

Las ideas más ingeniosas del universo DIY llegan al hogar, con propuestas muy sencillas y rápidas de hacer cuyo único fin es conseguir que la vida en casa sea cómoda y práctica.

Si eres de los que le gustan las cosas prácticas, el reciclaje y las manualidades, estos DIY te encantarán. Siguiendo la tendencia upcycling te presentamos diez propuestas muy fáciles de hacer que harán que la vida en casa esté libre de cualquier complicación.

DIY para hacer en casa

  • Pulseras en orden. Si tienes todas las pulseras revueltas en una caja, este DIY es para ti. Necesitas una caja de vinos de madera y dos botellas de cristal de tamaño mediano (unos 200 ml). Quita la tapa de la caja de vino y usa una cuerda para colgarla de la pared. Limpia y seca las botellas de cristal y píntalas con pintura chalk en spray. Cuando se haya secado, pégalas en la base de la caja. Por último, coloca tus pulseras en las botellas.
  • Trapos a la vista. Organiza los trapos de la cocina para que no ocupen espacio en los cajones. Para ello, pega unas pinzas de la ropa en la pared de la cocina con las aberturas hacia abajo y cuelga los trapos de ellas.
  • Cacerolas apiladas. Para que las cacerolas ocupen menos espacio, lo ideal es apilarlas unas dentro de otras, pero ¿qué hacemos con las tapas? Muy sencillo: Pon una barra sencilla en el interior de la puerta de un armario y coloca dentro las tapas con el agarrador hacia afuera, para que haga de tope sobre la barra.
  • Frontal de escritorio. Guarda tus lápices, bolígrafos, tijeras, etc., en una estructura específica para ellos.

      Necesitas una tabla fina de 1,5 metro de alto y de ancho, 30 centímetros menos del largo de la mesa sobre la que vaya. Píntala y colócala en la pared sobre la mesa. Recolecta todo tipo de recipientes (tarros de cristal, latas, cajas…) y píntalos del mismo color que la tabla. A continuación, clávalos sobre la madera sin seguir un orden aparente. Para colgar los tarros de cristal utiliza un adhesivo específico para superficies porosas y vidrio. Solo queda colocar los objetos de escritorio en cada recipiente y listo.

    • Horquillas listas para usar. Instala una placa imantada en una de las paredes del baño y coloca ahí las horquillas u otros objetos metálicos pequeños.

    • Llaves de colores. ¿Tienes infinidad de llaves? Diferencia unas de otras con esmalte de uñas de diferentes colores. Pinta la parte superior de cada llave de un tono diferente y deja secar. Nunca las perderás de vista. Pero, si quieres estar totalmente tranquilo, protege tu casa con el Seguro de Hogar MAPFRE y elige la póliza que más se adapte a tus necesidades.
    • Pequeño costurero. Vierte pegamento líquido en el interior de la tapa de un tarro de cristal. A continuación, pega una esponja redondeada. Mete en el tarro varios ovillos de hilo y en la esponja clava alfileres y ajugas. Cierra el bote y ya tienes un kit básico de costura.
    • Soporte vintage para móvil. Utiliza tu vieja caja de cinta de casete como soporte de escritorio para el teléfono móvil. Tan solo tienes que abrir la caja boca abajo e insertar el teléfono en la ranura. Si quieres, puedes adornar la superficie con perlas adhesivas o aplicando una mano de pintura en spray.
    • Dispensador de baberos. Pega gancho adhesivo en la parte posterior de una trona para colocar todos los baberos del bebé. Así los tendrás en orden y siempre a mano.
    • Cables que no se lían. En la zona del ordenador solemos tener una maraña de cables siempre enchufados a la corriente, pero desenchufados por el extremo contrario esperando que los pongamos en el ordenador portátil o en otros aparatos. Para poder dejarlos enchufados, pero encontrarlos de forma fácil cada vez que queramos usarlos, basta con tener unas pinzas para papeles de pala abatible. Pon la pinza en el extremo de la mesa y enrollar alrededor de ella uno de los cables. Repite la operación con cada cable. Cuando tengas que usarlo, solo tienes que ver cuál es el extremo que necesitas y cogerlo.
    • Alfombra antideslizante. Para esas alfombras que se deslizan en cuanto ponemos el pie sobre ellas hay un DIY tan fácil como eficaz: coloca fieltro adhesivo en la base de la alfombra y en el suelo. No se moverá, pero podrás quitar la alfombra cuando quieras lavarla o sacudirla, y volverla a poner en su lugar original.

    Ya lo sabes: tener una vida práctica y cómoda en casa es cuestión de imaginación y de contar con los materiales adecuados para llevar a cabo la idea.

    2019-10-09T13:53:31+02:0029 mayo, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.