Consejos para cultivar rosas en macetas

Publicado por canalHOGAR, 21 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para cultivar rosas en macetas

Las rosas son flores perfectas para lucir en patios, balcones o, incluso, sitios especiales como estanques. Con estos consejos para cultivarlas en macetas, no va a haber rincón de tu vivienda que se te resista a darle un toque elegante de color y naturaleza.

Para el cuidado y cultivo de tus rosas en macetas, tan solo vas a necesitar un poco más de agua de riego, un poco de fertilizante y muchas ganas de decorar tu casa. Sigue estos consejos y ¡dale vidilla a tu hogar!

Elige tu maceta

Puedes usar una de plástico o de arcilla, dependiendo de donde vivas: si vives en un clima frío,  te vendrá mejor el primer material, ya que se resistirá las roturas y grietas causadas por las bajas temperaturas. Si, por el contrario, vives en un ambiente más cálido, te convendrá plantar tus flores en macetas de arcilla, ya que mantienen las raíces de las plantas fresquitas e hidratadas, incluso en los días de más calor.

Una vez tengas claro el material, tendrás que decidirte por el tamaño, ya que tendrás que elegir en según del tipo de rosa que vayas a cultivar.

Mezcla la tierra

Las rosas necesitan alimentarse continuamente, ya que requieren de variados nutrientes para poder crecer y florecer. Para conseguir la mezcla perfecta, tendrás que reunir en iguales cantidades:

- Abono.

- Fertilizante.

- Compost (nutrientes).

Llena la maceta

Para rellenar la maceta con la mezcla, tendrás primero que echar dos tercios. Después, coloca la rosa en la superficie, con sus raíces extendidas al máximo. Sigue echando tu mezcla de tierra y añade, si es tu deseo, alguna que otra planta adicional: la vid de patata dulce es una elección perfecta.

Mantén el resultado

El cariño es el ingrediente esencial para cuidar de tus plantas: ahora tendrás que mantener tus rosas con fertilizante y agua de riego de manera regular. Para saber cuándo regar, tendrás que introducir un dedo hasta la mitad, y si compruebas que la tierra está seca, es hora de “alimentar” a tu rosa. Para fertilizar, cada par de semanas será más que suficiente, siempre siguiendo los consejos de la marca.

Con estos consejos, tendrás las rosas mejor cuidadas de tu jardín, balcón o ventana, y siempre luciendo en flor. Si eres un aficionado a la jardinería, cuenta con un Seguro de Hogar MAPFRE que te permita dedicar tu tiempo a las cosas que de verdad te importan, restándoselo a imprevistos que puedan ocurrir a tu vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos