Cuidados de la maranta, la planta de la oración

Publicado por canalHOGAR, 15 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidados de la maranta

Originaria de Brasil, la maranta es una planta exótica y llamativa, que puede disfrutarse en interiores si tienes en cuenta sus necesidades y no descuidas su atención. La planta de la oración llenará tu hogar de color y misterio.

Un simple vistazo a la maranta y quedarás conquistado por el diseño original y elegante de sus hojas ovaladas que combinan verdes y destacan en rojo -en alguna de sus variedades- . Aunque hay muchas especies de maranta, la más elegida para el hogar es la variedad fascinator, que presenta un estilo más definido, original y peculiar.

La clave para mantener una maranta en perfecto estado dentro de tu casa es la humedad. Al tratarse de una planta que crece de forma natural en los bosques brasileños, precisa un grado de humedad alto, ideal para mantenerse y crecer en perfecto estado. Es necesario ofrecerle unas condiciones cercanas a las de los bosques húmedos de Brasil.

Para valorar si puedes o no disfrutar de una maranta o planta de la oración en tu casa, ten en cuenta los principales cuidados que vas a tener que ofrecerle y condiciones.

1. Luz

La maranta precisa luz natural en abundancia, aunque no sol directo, ya que acabaría con sus brillantes y llamativos colores. Es necesario que busques un espacio en el interior de tu casa, donde la luz del sol llegue durante bastantes horas, pero no incida de forma directa sobre la planta. No obstante, ten en cuenta que puede tolerar espacios con menos luz, pero no crecerá con igual esplendor.

2. Riego

Durante su crecimiento y en verano, necesitas regar la planta en abundancia. Dependiendo del clima del lugar donde vivas, es probable que a diario. No obstante, evita que se encharque y déjate guiar siempre por el aspecto de la capa superficial de tierra. Durante el invierno, deja descansar a la maranta, reduce el riego y limítalo a cuando la tierra se muestre seca.

3. Humedad

El grado de humedad que precisa la maranta es vital, es totalmente necesario que durante todo el año logres un ambiente húmedo y confortable para la planta. Utiliza a menudo pulverizadores de agua y coloca piedras sobre la arena, que te ayudarán a mantener la humedad constante para que la planta pueda desarrollarse con plenitud. Si las hojas de la maranta empiezan a mostrar bordes marrones, revisa con urgencia el riego y la humedad; es muy probable que estés siendo escaso en este punto y la planta esté sufriendo los efectos de la falta de humedad.

4. Temperatura

Su origen te dará siempre la clave para elegir las mejores condiciones para la maranta, también en lo que a temperatura se refiere. El clima brasileño propicia temperaturas bastante constantes, poco extremas y cálidas en general. Los 16 grados es una temperatura perfecta para una planta exótica del tipo de la maranta, pero no te preocupes si baja hasta los 10 en algún momento. Evita, sin embargo, someter a la planta de la oración a temperaturas inferiores a los 10 grados o superiores a los 28, ya que sufrirá más de lo necesario.

5. Otros cuidados

El abono de la maranta debes adaptarlo a su ritmo de crecimiento y al espacio que pretendas cubrir con este tipo de planta, no obstante, es aconsejable aportarle nutrientes con abonos de tipo líquido una vez al mes, desde la primavera a verano. La poda también es importante para el crecimiento, que puedes programarla cada año. Si quieres que tu maranta siga creciendo, además de los cuidados adecuados, tendrás que darle espacio, puedes trasplantarla cada año a un recipiente o maceta superior.

Si das con el grado de humedad adecuado para esta planta, no tendrás grandes problemas para disfrutar de una amaranta saludable y exuberante, que llenará tu casa de naturaleza y exotismo, perfecta para ambientes de estilo nórdico donde sus hojas de brillantes colores destacarán aún más sobre el blanco.

Mientras que el cuidado de la maranta, y del resto de tus plantas, es una afición personal y perfecta para tu tiempo de ocio, otros trabajos de la casa como colgar cortinas o cambiar una lámpara, pueden resultar bastante tediosos y poco apetecibles. El servicio de bricolaje del hogar del Seguro de Hogar Platino MAPFRE te evita este tipo de tareas, proporcionándote un profesional que lo haga por ti con el mejor resultado y la mayor comodidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos