Tipos y cuidados de las orquídeas

Publicado por canalHOGAR, 19 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos y cuidados de las orquídeas

Hablar de orquídeas es hablar de un campo muy amplio que incluye variedades y, a su vez, dentro de cada género, híbridos. Por ello, es importante conocer los tipos y cuidados de las orquídeas, de acuerdo con su especie, para poder dar a cada cual lo que precisa.

Conocer todos los tipos y cuidados que requieren las diferentes orquídeas es complicado y, para determinados niveles de especialización, es necesario ser un experto. No obstante, al menos, puedes conocer las principales y más populares variedades de esta planta tan elegante y exótica que triunfa en la decoración de interiores.

Phalaenopsis

Esta orquídea es la más conocida en occidente: en los últimos años se ha popularizado y puedes encontrarla con facilidad en cualquier floristería o centro de jardinería. Presenta variedad de colores y combinaciones de varios en sus flores, que tienen forma de mariposa, creciendo a partir de los tallos. Presentan hojas grandes, carnosas y de verde intenso.

Este tipo de orquídea precisa de luz natural, mucha, pero nunca luz de sol directa; también necesita calor y humedad, pero no un riego excesivo.

 

Dendrobium

No es una orquídea desconocida, aunque presenta bastantes variedades. Es relativamente sencillo verla y encontrarla en muchas tiendas y espacios. Sus flores son blancas y se distribuyen a lo largo del tallo, sus hojas son más estrechas y largas que en otro tipo de orquídeas.

Los cuidados de las orquídeas de esta especie son similares a los de la anterior, precisando altas temperaturas, nunca por debajo de 10 grados, humedad relativa del aire alta por encima del 60 por ciento y luz natural, aunque nunca sol directo.

 

Cymbidium

Esta familia de orquídeas es muy apreciada en todo el mundo por su forma, color y duración, y, además, en muchos casos, ofrecen un característico aroma. Tienen variedad de colores incluyendo rosas, morados y amarillos, y los presenta en hojas largas y finas. Son fáciles de cultivar y parece que fueron las primeras orquídeas en comercializarse.

Este tipo de orquídea agradece con mejores floraciones una temperatura constante, que ronde los 20 grados, aunque puede aguantar hasta los 30 y es importante cuidar que a mayor temperatura también aumente la humedad y el riego. En invierno, agradecen el sol directo.

 

 

Cattleya

Los expertos en orquídeas adoran esta familia, ya que son muy populares entre los aficionados y se caracterizan por sus flores de gran tamaño y belleza. Cada vara de la orquídea no genera más de una o dos flores, pero son siempre bastante grandes.

La Cattleya puede lucirse y cuidarse en un ambiente doméstico, aunque necesita de luz solar todo el día, incluso a mediodía, y una humedad por encima del 50 por ciento en el aire; el drenaje también es fundamental para su crecimiento y subsistencia.

 

Vanda

Esta especie de orquídeas es de las más curiosas y llamativas, ya que presentan sus raíces al aire, y es habitual verlas en los centros de jardinería colgadas en cestos. Cuando crecen en la naturaleza pueden llegar a adquirir un gran tamaño. Presentan un solo tallo del que salen hojas y flores, en las que el color morado es el más característico de la orquídea vanda.

Lo más importante, en cuanto a los cuidados de este tipo de orquídea, es su tipo de riego, que debe ser mediante pulverización en el aire, constante y siempre abundante. Aguanta bien el sol y el calor.

 

Oncidium

La reconocerás en su color más popular: el amarillo con trazos rojos o granates en el interior. Son muy populares y bellas, se las nombra como damas danzantes por el movimiento que realizan sus muchas y delicadas flores al paso del aire.

No expongas este tipo de orquídea al sol directo, aunque sí necesita luz natural, una temperatura que ronde los 25 grados y una humedad relativa que supere el 60 por ciento.

 

Brassia

La orquídea araña luce flores que recuerdan a estos animales, y dentro de esta especie hay una gran cantidad de géneros y variedades. Cuenta con varas y pseudobulbos.

Se aconseja regar esta orquídea por inmersión, evitar el sol directo y excesivo, pero nunca limitar el tiempo de luz natural, la humedad debe ser constante y nunca inferior al 50 por ciento.

 

Estos son 7 tipos de orquídeas y sus cuidados, incluyendo las más populares y fáciles de comprar y mantener en el hogar; no obstante, existen algunas familias más y dentro de cada uno de ellas, algunas variedades y especies. Lo más recomendable es comprar tu orquídea en un centro especializado, en el que, además, te ofrezcan asesoramiento concreto y específico sobre los cuidados y necesidades de la variante que elijas.

Las orquídeas crean ambientes sofisticados y muy equilibrados, pero naturales y con un toque de exclusividad en las perfectas viviendas donde el Seguro de Hogar MAPFRE ofrece sus mejores coberturas, asistencias y servicios para una protección profesional e integral.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos