Cómo saber si una planta está enferma

Publicado por canalHOGAR, 21 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo saber si una planta está enferma

Si tienes macetas en casa, pero aún no tienes claro cómo saber si una planta está enferma, necesitas descubrirlo ya, puesto que el tiempo corre en tu contra, y cuanto antes detectes la fuente de los males, mejor podrás paliarlos.

Cuidar tus plantas y mantenerlas bellas es un trabajo constante, pero muy agradecido y reconfortante en muchos casos; los aficionados a la jardinería disfrutan de su pasión y saben que para que una planta luzca bonita, lo esencial es que esté sana, por lo que no hay nada más importante que saber detectar los síntomas de alarma para saber si una planta está enferma.

Observar y saber detectar los signos de enfermedad de tus plantas es la forma más efectiva para poder cuidarlas, curarlas y salvarlas en muchos casos: cuanto antes descubras el mal que padecen tus macetas o cultivos, antes podrás solucionarlo.

Aunque cada planta, especie y familia tiene sus peculiaridades y también sus enfermedades o problemas más frecuentes, también es cierto que existen una serie de pautas de diagnóstico que pueden aplicarse en casi todos los casos y que son prácticas para detectar problemas esenciales que muchas veces no exigen más que un cambio en las rutinas de riego, por ejemplo.

Ritmo de crecimiento

Cuando una planta -árbol, flor o arbusto- deja de crecer según lo estaba haciendo y se espera de ella, es un signo de alarma, y casi siempre tiene una causa que necesita una actuación inmediata. Puede que se trate solo de una falta de espacio, pero también puede denotar una carencia de nutrientes adecuados.

Floración

Las plantas con flores o con frutos deben seguir siempre sus mismos y naturales ciclos de florecimiento, caída de hoja… Cuando este ritmo habitual se acelera o se detiene, es casi seguro que la planta sufre algún tipo de enfermedad o problema. No necesariamente tiene que ser la manifestación de una carencia, ya que por ejemplo un exceso de fertilización acelera en muchos casos el florecimiento, pero hace que las flores sean más débiles y menos abundantes.

Color y texturas

El color de las plantas determina directamente su grado de salud y bienestar. Las plantas que reciben los cuidados adecuados lucen brillantes con sus colores naturales y con la textura que le corresponda: lisas, rugosas o asperas, por ejemplo. Si las hojas de tus plantas empiezan a mostrar bordes amarillos o marrones, manchas blanquecinas, las ramas o troncos se tornan oscuros… sin duda, estas plantas tienen problemas de salud.

Plagas

Cada tipo de planta sufre de sus propias plagas y también cobija sus propios insectos beneficiosos, por lo que es esencial estar atento a los posibles habitantes que tengan tus plantas. Una exploración visual completa y detallada en hojas -por ambos lados-, tallos, ramos… te ayudará a encontrar posibles habitantes no deseables para tus plantas y que pongan en serio peligro su supervivencia.

Estado de la tierra

La propia planta será la mejor indicadora de su estado de salud, pero también la tierra puede ayudarte a detectar problemas comunes, como la falta o el exceso de riego, que pueden afectar directamente a la salud de tus plantas. La tierra, como norma general, debe presentar un estado fresco, oler de forma agradable y presentarse suelta al tacto. Si encuentras la tierra de tus plantas seca o con olor a podredumbre, debes revisar tus rutinas de riego, ya que lo más probable es que aquí esté el problema.

Con observación y dedicación es fácil detectar y saber si una planta está enferma para poder actuar a tiempo y acabar con el mal que hace que luzca decaída. En muchas ocasiones, simplemente se trata de cambiar la planta de ubicación para que reciba más o menos luz solar, por ejemplo; en otras, como cuando surgen plagas, es necesaria una actuación más concreta para acabar con el mal.  

El Seguro de Hogar MAPFRE también colabora con la salud de tu jardín, ofreciéndote mucho más tiempo libre y tranquilidad para que puedas dedicarte a tu afición preferida, mientras tu casa disfruta de la mejor protección.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos