Cómo hacer un bonsái en casa

Publicado por CanalHOGAR, 15 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer un bonsái en casa

Para hacer un bonsái en casa y cultivar uno de estos bonitos arbolitos en nuestro hogar, lo primero que necesitamos son semillas. Una vez crezca el bonsái deberemos tener en cuenta todos los cuidados pertinentes, ya que estas plantas exigen tiempo y trabajo, y hay que atenderlas muy bien para hacerlas sentir a gusto.

Para saber cómo hacer un bonsái en casa, sigue los siguientes pasos:

-Consigue semillas de buena calidad: no hace falta que las compres específicamente, sino que puedes conseguirlas a partir de los frutos. La temporada de noviembre es la mejor para hacer el acopio. Luego, has de guardarlos en un lugar seco y esperar a la llegada de la primavera.

-En primavera los abriremos. Si son duros, por ejemplo la piña (porque queremos que nos crezca un pequeño pino), caliéntalas un poco sirviéndote de una fuente de calor suave.

-Unos suaves golpes: cuando los frutos se hayan abierto, bastarán unos pequeños toques para hacer que las semillas se desprendan solas. Ahora empieza el trabajo de selección. Escoge las semillas mejor formadas y desecha las que consideres más débiles. Pon a remojo las elegidas durante un par de días y anúnciales que llegó la primavera, que ya es hora de salir del letargo. Desecha finalmente las semillas que queden flotando en la superficie del agua.

-Maceta: para bonsáis, lo mejor, una simple escurridera de plástico, muy fácil de conseguir en cualquier tienda tipo bazar o de abastos. Los numerosos agujeros de estas superficies facilitarán el drenaje del árbol y la buena oxigenación quedará garantizada.

-Mezcla para el suelo: necesitamos gravilla o tierra volcánica, para evitar cualquier error de drenaje. Se puede usar cualquier mezcla estándar, por lo general. Una buena combinación sería 85% de lutita de 8cc. y 15% de tierra de algarrobo.

-Introduce las semillas: para meterlas en el interior de la tierra haremos unos agujeros con una separación de al menos 3 cm. (no debemos plantar las semillas demasiado juntas porque nacerán altas y delgadas al faltarles aire).

-Riego: tres o cuatro veces al día. Regaremos con agua no calcárea por la mañana y al atardecer. Es importante respetar estos tiempos y no regar el bonsái a mediodía. Los tiestos se deben situar en el lugar más luminoso de la casa.  

-Crecimiento: es posible que a partir de la primera semana empecemos a ver las pequeñas hojas saliendo de la tierra. Al mes de plantado procederemos al combinado vitamínico; regalemos nuestro bonsái con una ampolla de Benerva (B1) disuelta en un litro de agua. La ampolla se encuentra fácilmente en cualquier farmacia. Este vitaminado se lo daremos al arbolito cada 15 días, los dos primeros meses.  

Hasta aquí los pasos iniciales para saber cómo hacer un bonsái en casa. A partir de entonces ya entra en juego la paciencia, y los cuidados especiales.

-Un año después: en febrero del año siguiente podremos darle forma con un alambre. Con el alambre, además de darle el estilo que más nos guste, engrosaremos el tronco teniendo mucho cuidado para no dañarlo.

-Cambio de maceta y poda de raíces: un año más tarde lo tendremos que cambiar de maceta y podar las raíces. Para trasladarlo de tiesto, limpiaremos muy bien la tierra y extraeremos con sumo cuidado el árbol de la escurridera de plástico. Debemos separar con paciencia y mimo las muchas raíces que se habrán quedado enredadas en los agujeros del drenaje. Una vez liberada la tierra, podaremos las raíces más gruesas y pinzaremos las raíces más finas que creamos convenientes. Si tu arbolito es un conífero no deseches su tierra, ya que el hongo “Micorriza” tiene muchas propiedades y volverás a usar esa tierra. Mete el árbol en una maceta igual a la usada.

-Tres años: El bonsái permanecerá tres años en la misma maceta, durante los cuales abonaremos muy a menudo la planta con abono orgánico lento. Aquí debemos de poner en práctica las técnicas de cuidado de bonsái, ya que habrá que engrosar el tronco, pinzarlo y modelarlo.

Ahora que ya conoces cómo hacer un bonsái en casa puedes lanzarte a la aventura y criar uno de estos preciosos arbolitos. Los bonsáis necesitan mucho cuidado y mimo, tanto como tu hogar. Por eso, en MAPFRE te ofrecemos los más ventajosos Seguros de Hogar del mercado. Nos adaptamos a tus necesidades para proporcionarte los mejores beneficios y garantías.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos