Aprende a cultivar el bambú de la suerte

Publicado por CanalHOGAR, 27 Oct 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Aprende a cultivar el bambú de la suerte

Buscando entre plantas, quizás hayas dado con este tipo de lirio acuático tropical. Si quieres incorporarlo a tu decoración, antes aprende a cultivar el bambú de la suerte, pues, aunque no es difícil, es importante tener en cuenta algunos detalles.

Por su forma y por su color verde, este tipo de planta se conoce popularmente como bambú y se ha convertido en un recurso habitual para incorporar plantas en ambientes sencillos, equilibrados y selectos.  Proveniente de África, la tradición asegura que trae amor y buena fortuna a los que lo poseen. Si quieres comprobar la leyenda,  primero aprende a cultivar el bambú de la suerte.

1. El color verde es símbolo de salud y de que todo está correcto, por lo que al primer síntoma de hojas o tronco amarillo o similar, piensa en que algo va mal. Al comprarlo elige igualmente los más verdes y uniformes.

2. Necesita luz, pero no directa, nunca sol directo que lo quemará. Lo mejor es la luz filtrada y de forma indirecta. En cuanto a las temperaturas, recuerda su origen tropical y mantenlo siempre a temperaturas agradables entre los 18 y 33 grados.

3. Puedes cultivarlo en agua, lo más popular, pero también en tierra. En ambos casos necesitas un recipiente profundo, siempre más profundo que ancho. En el caso de que lo vayas a dejar en agua, elige un jarrón de cristal transparente; si refieres poner tierra, una maceta de terracota.

4. El bambú es muy sensible a sustancias tóxicas, esto influye especialmente en el agua que necesita. Es mejor que uses agua embotellada o corriente que haya reposado, al menos, 24 horas para regarla. Si la cultivas en agua, cámbiala todas las semanas. Si lo haces en tierra, mantenla siempre húmeda, pero nunca encharcada.

Aprende a cultivar el bambú de la suerte con práctica y dedicación sobre la base de estas cuatro premisas básicas que te ayudarán a comprar e instalarlo en tu casa, además de empezar a cuidar tu propio bambú de la suerte. En cualquier caso, y por si el cuidado del bambú no te resulta tan sencillo y provechoso como esperabas, al margen de la suerte que puedan traerte, confía siempre en la tranquilidad garantizada del Seguro de Hogar MAPFRE, mientras los resultados de tus principios en la jardinería obtienen su fruto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos