Cómo reproducir hierbabuena y menta

Publicado por Covadonga Carrasco, 04 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tener plantas de hierbabuena y menta en casa

Tener hierbabuena y menta fresca en casa nunca es un estorbo, además, si vamos ensayando la manera de reproducirlas, podremos disfrutar de nuestras propias especias para cocinar de forma más natural.

LO QUE DEBES SABER...
  • Esquejes: es muy sencillo que agarren y hagan crecer otra planta en el sitio que hayamos elegido para ello.
  • Crecimiento: estas hierbas no solo crecen de manera vertical, también lo hacen de forma horizontal.
  • Cuidados: ambas plantas solo necesitan luz, ciertas zonas de sombra y agua para crecer de forma óptima.

Reproducir hierbabuena y menta es muy simple, una vez que las plantemos nunca dejarán de crecer. Y es que son conocidas como plantas rastreras, es decir, que van creciendo sin necesidad de que estemos pendientes de ellas. Es incluso probable que vayan ampliando su zona de crecimiento.

 

Sin embargo, si lo que pretendemos es cambiarlas de sitio, trasladarlas a otra zona del jardín o incluso ponerlas en una maceta, lo único que habrá que hacer será coger uno de los tallos y cavar con una azada pequeñita en el terreno para que después ese tallo se vaya extendiendo.

Plantas muy fáciles de trasplantar

Cuando hayamos trasplantado el esqueje, este irá haciendo crecer estolones que, en el momento en el que entren en contacto con la tierra, generarán una raíz nueva para reproducirse.

Y es que tanto la hierbabuena como la menta son plantas que no solo crecen de manera vertical, como el resto de plantas, sino que también lo hacen de forma horizontal, expandiéndose por los estolones.

Un toque natural a nuestras comidas

La gran ventaja de estas hierbas es que podemos usarlas en las comidas y, además, siempre serán mucho más naturales si las plantamos nosotros mismos que las que compremos en cualquier supermercado.

En el caso de la menta, es recomendable no plantar cerca diferentes tipos de plantas, ya que corremos el riesgo de que pierdan su aroma y sabor.

Estas plantas solo necesitan que les dé un poco el sol, tener algo de sombra y que se las riegue a menudo. De vez en cuando les iremos quitando las hojas que se vayan poniendo feas, estimulando así la aparición de nuevos brotes y ¡listo!

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 04/12/2014 a las 11:37

Me encantaría tener una planta de hierbabuena en casa, y usarla, por ejemplo, para decorar un plato o ponerla en un mojito.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos