Drosera, una planta carnívora sencilla de cultivar

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Planta carnívora drosera

Cuando escuchamos a alguien hablar de plantas carnívoras imaginamos, la mayoría de nosotros, una planta con dientes dispuesta a darnos un mordisco en cuanto nos acerquemos. Pero nada más lejos de la realidad, las plantas carnívoras no solo no acabarán con nuestro brazo mientras las regamos, sino que además tienen un aspecto exótico muy llamativo, y pueden quedar perfectas en la decoración de nuestra casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Luz: la drosera necesita gran cantidad de luz para mantener rosadas sus glándulas mucilaginosas.
  • Humedad: la humedad que requiere esta planta debe estar entre el 40 % y el 70 %.
  • Insectos: las plantas carnívoras están consideradas como tales porque se alimentan, no solo de los nutrientes del suelo, sino de los insectos que atraen.

En este caso vamos a conocer una planta carnívora muy especial, hoy vamos a aprender a cultivar una drosera

 

Plantas carnívoras que no “muerden”

Esta planta también podemos encontrarla con el nombre de rocío del sol. Pertenece a una variedad que cuenta con casi 200 especies que son completamente distintas entre sí. La mayoría son plantas perennes, aunque también hay algunas anuales. Las especies subtropicales son las más comunes para tener en casa.

Cuidar una drosera no es complicado, son plantas que suelen vivir perfectamente en suelos con pocos minerales y se las considera carnívoras, no porque “muerdan”, sino porque atraen insectos para ingerirlos mediante glándulas que segregan gotas de un líquido viscoso, motivo por el que a la drosera se la llama también, como comentábamos antes, rocío del sol.

Cuidados muy sencillos

Para cultivar una drosera habrá que buscar un lugar en el que pueda darle mucha luz, de esa manera las glándulas mucilaginosas se mantendrán rosadas. Si vemos que dejan de tener ese color, será porque la planta nos está avisando de que necesita más luz.

La humedad que requiere la drosera es de entre el 40 % y el 70 % durante los 12 meses del año, y una temperatura que oscile entre los 20 ºC y los 35 ºC, pero nunca por debajo de los 10 ºC.

A la hora de regarla es importante que el sustrato esté siempre húmedo, pero, sobre todo, que tenga un buen drenaje para que no se encharque, pues esto podría resultar perjudicial para la planta. El agua no debe tener cal, es mejor usar agua filtrada o incluso de botella para que la drosera pueda crecer de forma óptima.

Si seguimos todos estos consejos, será la mejor forma de cuidar una drosera y presumir de tener una planta carnívora en casa.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!        



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos