El ajo ornamental

Publicado por Covadonga Carrasco, 05 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conoce más sobre el ajo ornamental

Cuando hablamos de ajo pensamos en el que usamos para darle sabor a nuestros platos, sin embargo existe una planta conocida como ajo ornamental, que nada tiene que ver con la imagen que tenemos del ajo común y que usamos en la cocina. Conozcámoslo un poco mejor.

LO QUE DEBES SABER...
  • Flores: con flores tremendamente llamativas en colores malvas y rosas, el ajo ornamental puede ser la decoración perfecta para nuestra cocina.
  • Sol: se trata de una planta que agradece muchísimo recibir el sol directamente, aunque puede crecer sin problemas en zonas de semisombra.
  • Reproducción: en ocasiones, una vez plantada, se reproduce de forma independiente.

El ajo ornamental pertenece a la misma familia que la cebolla, el puerro y, por supuesto el ajo común. Sin embargo, se trata de una planta bulbosa que tiene una floración intensa en colores llamativos, como el malva o el rosa, cuando entra la primavera y cuyas flores se mantienen en perfecto estado durante varios meses.

 

Un ajo un tanto particular

Es una planta muy llamativa, alcanzando un tamaño de entre medio metro o un metro de altura. Sus hojas, además, cuentan con un aroma de gran intensidad y se marchitan cuando la planta aún está en flor.

Se trata de una planta que se siente muy cómoda con el sol, aunque también cabe la posibilidad de que la cultivemos en zonas de semisombra. Una vez que hayamos plantado el ajo ornamental podremos mantenerlo durante años, llegando incluso a reproducirse sin necesidad de que llevemos a cabo ningún tipo de técnica.

Reproducción sencilla

En el caso de que queramos reproducir el ajo ornamental de manera voluntaria, lo haremos plantando bulbos durante el otoño para que florezcan en primavera; o mediante semillas, aunque esta última técnica nos llevará algo más de tiempo.

Esta es una planta a la que no le gustan los suelos especialmente húmedos, requiere de un buen drenaje y no tolera las heladas y el frío, por lo que no está de más que se lleve a cabo un buen acolchado.

Durante el verano, para evitar que se ponga fea, tendremos que ir quitando los tallos marchitados y las hojas que comiencen a coger un color amarillento.

Si sigues todos estos consejos, será muy sencillo que tu ajo ornamental se mantenga en perfecto estado durante muchos años. Además, es una planta que puede mantenerse sin problemas en el interior del hogar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos