Cosechar en macetas en verano

Publicado por Covadonga Carrasco, 07 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Un huerto en macetas

Que vivamos en un piso en el centro de la ciudad no debe impedirnos tener nuestra propia cosecha. Y es que, si elegimos bien los cultivos durante el verano, podremos obtener muy buenos resultados sencillamente utilizando macetas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Huerto urbano: vivir en el centro de la ciudad no debe impedirnos tener nuestro propio huerto urbano.
  • Luz: si a la cosecha no le va a dar demasiada luz a lo largo del día, tendremos que cultivar solo cierto tipo de hortalizas.
  • Profundidad: la maceta debe tener al menos unos 40 cm de profundidad para poder cosechar de forma óptima.

En verano podemos empezar a crear un pequeño cultivo y con el paso de las semanas iremos viendo crecer la cosecha hasta lograr un minihuerto urbano.

 

La importancia del drenaje

La plantación ideal para esta época del año es la de calabaza, calabacines, cilantro, endibias, col de invierno, guisantes, pimientos, espinacas, lechugas, puerros, remolacha y zanahorias.

Es cierto que los primeros intentos puede que no salgan del todo bien, pero esto no debe desanimarnos, porque, como casi todo en esta vida, solo es cuestión de práctica.

Lo más importante es que nuestras macetas tengan un buen drenaje. Lo mejor es no colocarlas en el suelo, porque podríamos taponar el drenaje y estropear el cultivo.

Dependiendo de lo que vayamos a cultivar, tendremos que tener en cuenta las raíces de la planta, ya que no todas crecen de la misma manera, algunas lo hacen hacia abajo, otras de manera lateral, etc.

 

Nuestro huerto en casa

Las hortalizas pueden cultivarse siempre que la maceta cuente al menos con 40 cm de profundidad y preferiblemente esté situada en un sitio soleado. Si no tenemos esta posibilidad, tendremos que pensar en cultivar solo determinadas variedades como la lechuga, las espinacas o el perejil, que no necesitan tanta luz.

Al estar en macetas, la cosecha necesitará algo más de riego y abono que si lo hiciéramos en la tierra. La mejor forma de abonar las macetas es con compost y cada poco tiempo.

Con pocos cuidados, mucho cariño y algo de paciencia, con el paso del tiempo conseguiremos deliciosos resultados de nuestra cosecha en macetas.

Así que, si nos gusta utilizar alimentos naturales en la cocina pero vivimos en la ciudad, las macetas pueden ser la solución perfecta para realizar cosechas de hortalizas.



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 07/08/2014 a las 12:56

¡Un huerto urbano! La verdad es que cada día me sorprendo más de las ideas tan originales que hay. Me encantaría tener un huerto en casa, sería genial.
Gracias por los consejos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos