Cuidados de las orquídeas

Publicado por Patricia Arroyo, 13 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

La mejor forma de cuidar tus orquídeas

Hoy vamos a hablaros sobre las orquídeas y los cuidados que necesitan estas hermosas plantas. Así que, si tenéis alguna en casa y no sabéis muy bien cómo cuidarla, en este artículo os contaremos todo lo que necesitáis saber para mantenerla saludable.

LO QUE DEBES SABER...
  • Luz: las orquídeas necesitan mucha luz, pero hay que evitar que el sol incida directamente sobre ellas. 
  • Temperatura: estas plantas no soportan las temperaturas por debajo de los 5º C.
  • Agua: habrá que evitar regarlas con agua del grifo. 

Para cuidar una orquídea es necesario saber el riego que necesita además del tipo de sustrato y las condiciones de ventilación, humedad y temperatura que tienen que existir en su entorno.

 

Cómo cuidar orquídeas

Como la mayoría de las plantas, las orquídeas necesitan luz para su desarrollo, pero sin que el sol incida directamente sobre ellas. La luz es un factor importante para estimular la floración y el crecimiento de estas plantas, de lo contrario notaremos una falta de floración, poco crecimiento, debilidad en los tallos, hojas de color verde oscuro u hojas amarillas que se caerán rápidamente.

Un ambiente cálido es el ideal para las orquídeas, pues no soportan el frío ni las temperaturas por debajo de los 5º C. Pero debemos saber que algunas especies de orquídeas necesitan una temperatura distinta por el día y otra por la noche, al menos con una diferencia de 10º C. Por ello, tendremos que abrir alguna ventana por la noche para bajar la temperatura de la estancia.

Si hablamos de la humedad, tenemos que tener en cuenta que cuanto mayor sea la temperatura en su entorno, se deberá aumentar la humedad para compensar la deshidratación de la planta. La humedad es uno de los factores más difíciles de controlar para este tipo de plantas, pues la mayoría de las especies necesitan una humedad ambiental por encima del 40%. Además, debemos evitar colocar las orquídeas en lugares cargados o cerrados, pues perderían todas sus flores. Será fundamental situarlas en zonas ventiladas pero sin corrientes de aire.

En cuanto al sustrato, lo ideal es comprar uno especial para orquídeas. Y, como consejo, utilizaremos una piedra pómez, perlitas o arcilla expandida para mantener en buen estado el drenaje y evitar la compactación del sustrato.

 

El riego de las orquídeas

El agua es otro de los elementos fundamentales para el desarrollo de las orquídeas, esta debe ser baja en sales minerales, calcio y sodio, por lo que tendremos que evitar regarlas con el agua del grifo.

Los riegos serán más frecuentes en verano que en invierno y, a la hora hacerlo, el sustrato tendrá que estar parcialmente seco, pues es importante que no ahoguemos a la planta ni que la tierra quede encharcada.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de jardinería, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 13/08/2014 a las 12:43

La verdad es que son muy bonitas, pero nunca me han parecido fáciles de cuidar. Ahora ya sé algo más sobre ellas y cómo cuidarlas.
¡Gracias! ;)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos