Reproducción de las plantas colgantes

Publicado por Covadonga Carrasco, 27 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reproducir plantas colgantes

Las plantas colgantes son, probablemente, una de las mejores formas de decorar con elementos naturales tanto en interior como en exterior. Hoy vamos a dar las claves de la reproducción de las plantas colgantes para que puedas colocarlas donde quieras.

LO QUE DEBES SABER...
  • Esquejes: la reproducción de las plantas colgantes se realiza mediante esquejes y trasplantes de contenedores.
  • Colores: el verde y el blanco son los dos colores principales que tienen las plantas colgantes, lo que aporta un toque fresco y natural a nuestra decoración.
  • Aroma: la planta del incienso, además de decorar, nos proporciona un aroma a incienso natural.

Existen dos tipos de plantas especialmente atractivas como plantas colgantes y de hojas variegadas. En este último caso, hablamos de plantas con tonos blancos y verdes que aportan naturalidad y sensación de frescor a nuestra decoración.

Las dos plantas de las que vamos a hablar, la planta del incienso y la Glechoma hederácea variegata son capaces de reproducirse mediante esquejes. Solo tendremos que cortar los brotes de las plantas e introducirlos después en el sustrato.

Con el paso del tiempo iremos viendo que le crecerán las raíces y tendremos que comenzar a realizar pequeños trasplantes a contenedores algo más grandes.

 

Planta del incienso

También conocida como Plectranthus madagascariensis tiene, además de un porte decorativo, un aroma a incienso que nos ayudará a mantener un ambiente muy agradable en casa. Es una planta que además crece espectacularmente cuanto mayor sea el contenedor en el que la tengamos.

Sus hojas tienen dos colores, el blanco y el verde y, en las puntas, una vez que han crecido los brotes, podremos ver flores de color blanco. Es una planta muy llamativa, ya que es muy vigorosa y crea un efecto cortina. Debido a esta característica, es complicado combinarla con otras plantas.

 

Glechoma hederácea variegata

En este caso, la Glechoma es una planta con brotes mucho más ligeros, con hojas en color verde pálido y toques blancos que aportan luminosidad. Su desarrollo, al igual que la anterior, es muy vigoroso aunque en menor medida que la planta del incienso.

Sin embargo, esta planta colgante se ha convertido en una de las más deseadas a la hora de incorporarlas a la decoración, usándose en cestos colgantes y logrando un efecto etéreo y silvestre.

Ambas plantas resultan muy decorativas y perfectas para decorar tanto las zonas interiores como las exteriores de la casa.



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 27/12/2013 a las 16:25

Me encantan las plantas colgantes, así que intentaré hacer algún esqueje :)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos