Cultivar perejil en casa

Publicado por Covadonga Carrasco, 29 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cultivar perejil

Si cultivamos el perejil en nuestra propia casa, el sabor será mucho más intenso porque lo cortaremos justo en el momento en el que lo vamos a necesitar y no se estropeará.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sabor: el perejil plantado en casa tendrá un sabor mucho más intenso que el que compramos en el mercado.
  • Luz: para que la planta germine es necesario buscar un sitio en la casa que tenga entre 4 y 6 horas de luz al día.
  • Temperaturas: hay que evitar temperaturas extremas tanto de frío como de calor.

 

Para tener perejil siempre fresco en casa, tan solo necesitaremos una maceta, un poco de tierra, las semillas y los consejos que os mostramos a continuación.

 

Lugares con mucha luz

Lo primero que habrá que hacer será buscar un lugar en la casa que tenga mucha luz para situar la maceta del perejil, donde al menos los rayos de sol den directamente durante 4 o 6 horas al día. Si contamos con terraza o balcón, este puede ser el mejor lugar. Si no tenemos esa suerte, podemos cultivar el perejil en interior, pero como hemos dicho, siempre con mucha luz.

Tendremos que llenar una maceta o, si tenemos más espacio, una jardinera con tierra especial para plantar que encontraremos fácilmente en tiendas de jardinería. No importa la época del año en la que lo hagamos, aunque es mejor evitar las temperaturas extremas, tanto de frío como de calor.

La planta germina en un mes

El perejil tarda bastante en germinar, así que no debemos desanimarnos si vemos que en la maceta no crecen los brotes pasados unos días. Llegan incluso a tardar hasta un mes en surgir de la tierra.

Regaremos la maceta frecuentemente, pero sin encharcarla, porque lo único que conseguiremos será ahogar las raíces de la planta. Es mejor regar poco pero de forma constante.

En el momento en el que aparezcan las flores habrá que arrancarlas para que la mata sea compacta. Cuando llegue la hora de recolectar el perejil, si estamos en invierno habrá que esperar unos tres meses desde que aparecieron las hojas, mientras que si es en verano podremos hacerlo a los dos meses.

De este modo tendremos nuestro perejil fresco durante todo el año y notaremos cómo los platos tienen un sabor mucho más intenso que el que podemos conseguir con el perejil comprado en el supermercado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos