Cuidados de los potos

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Potos

Si queremos crear un ambiente acogedor las plantas son uno de los mejores recursos. Pero debemos elegir cuáles son las que más nos gustan y conocer sus cuidados. Hoy os presentamos al potos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Los potos: son plantas trepadoras resistentes a la sequía y la contaminación. 
  • Cuidados: luminosidad sin sol directo, riegos moderados, abonos cada 15 días en verano y limpieza de las hojas con un paño húmedo.
  • Plagas y enfermedades: clorosis férrica, cochinilla, araña roja, erwinia y pynthium. Utilizar productos específicos para solucionar cada uno de estos problemas.

 

Existen muchos tipos de plantas para decorar nuestro hogar, pero si buscamos una que no necesite muchos cuidados y destaque en nuestro recibidor o comedor, nada mejor que tener un potos.

 

Los cuidados más adecuados para el potos

Esta planta, que se encuentra en las casas mediterráneas, proviene de la familia de las aráceas. Es una liana trepadora originaria de zonas tropicales, famosa por su resistencia a periodos de sequía y contaminación, por lo que la hace la opción perfecta para nuestra casa.

Para que el potos se desarrolle con normalidad es muy importante la luminosidad, sin llegar a darle el sol directo ya que las hojas pueden perder su color.

La forma de riego también puede afectar al potos, pues el agua excesiva provoca que la planta coja un tono amarillento e incluso puede pudrirse. Por lo que el riego debe de ser moderado.

Para que el potos luzca con esplendor, administraremos abono cada 15 días durante el verano. Siempre y cuando podamos, las hojas deben limpiarse con un paño humedecido y vaporizarlas ligeramente. Además podaremos habitualmente los tallos para conseguir un rápido desarrollo y multiplicación de esta planta. La temperatura adecuada varía entre los 15ºC y los 20 ºC , no debiendo nunca bajar de los 10 ºC.

Plagas y enfermedades de los potos

Los potos son plantas de interior propensas a las enfermedades como la clorosis férrica, una falta de hierro del sustrato que se soluciona con abonos ricos en este mineral y con agua de lluvia.

También le afecta el pynthium, una clase de hongo que va pudriendo poco a poco la planta, y la bacteria erwinia, que aparece cuando echamos demasiado abono o por temperaturas bajas.

La cochinilla y la araña roja son los insectos que más afectan al potos. Para acabar con estas plagas lo mejor es ir a una tienda especializada en jardinería y adquirir el producto que nos recomiende el profesional.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos