Ciclamen, ideal para el interior de tu hogar

Publicado por Vanesa Sánchez, 05 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tener un ciclamen en casa

El ciclamen es una planta de interior que queda muy bien en cualquier ambiente de la casa por sus preciosas flores.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ciclamen: es una bella bulbosa que puedes tener en el interior de la casa, siempre en ambientes fríos.
  • Cuidados especiales: regar un par de veces a la semana las raíces. Mantener el sustrato húmedo pero no en exceso.
  • Ubicación del ciclamen: en habitaciones frías, sin exceso de calor. Mejor en ventanas orientadas al norte en las que no reciban directamente la luz solar.

 

Esta planta de interior es una bulbosa que proviene de los bosques mediterráneos y cuyo nombre científico es Cyclamen.

 

Características del ciclamen

Es una planta perteneciente a la familia de las primuláceas. Tiene un gran colorido gracias a sus flores jaspeadas y a sus hojas en color verde intenso. Las flores pueden ser rosas, blancas, rojas o violetas, entre otros muchos colores. Gracias a este espectáculo de color se ha convertido en una de las plantas preferidas en muchos hogares. Además, es una planta cuya floración suele darse en otoño, invierno y primavera, por lo que se corona como una de las favoritas para el invierno.

A pesar de estas características, es una planta que no a todo el mundo se le da bien. Muy al contrario, el ciclamen es una planta que requiere de unos cuidados especiales y diferentes al resto de plantas. Pero si se le ofrece lo que necesita, tendrás una hermosa planta durante el invierno.

Cuidados que necesita el ciclamen

El ciclamen no puede estar en un lugar caluroso, al contrario, necesita de lugares fríos. Deberemos tener en cuenta la calefacción durante el invierno ya que si la habitación donde esté es demasiado calurosa, podría ser perjudicial para él.

También necesita un ambiente con humedad media. Muy importante también es el riego. Hay que realizarlo por debajo, nunca por arriba. Para ello, pon la maceta sobre un plato lleno de agua. Así las raíces absorberán el agua que necesiten. Realiza esta operación un par de veces a la semana. Aunque necesite el sustrato húmedo, no tolera el exceso de agua, así que presta atención también a esta parte.

Lo mejor es tenerlo en un lugar muy luminoso pero sin calor. La puedes colocar en una ventana orientada hacia el norte, ya que recibe luz pero no del sol directamente. Además, evita a toda costa las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura.

Para terminar, el abono que se debe aplicar es un abono específico de floración.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos