Zamioculcas, unas plantas poco exigentes

Publicado por canalHOGAR, 04 Nov 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Zamioculca

¿Estás buscando una planta de interior que no requiera demasiados cuidados? Las zamioculcas son una especie bastante resistente y además poco exigente, por lo que resultan idóneas para cualquier vivienda en la que se quiera tener algo de flora. 

La zamioculca es una planta que proviene de África y que llama la atención por su peculiar forma. Su crecimiento es lento y puede llegar a medir entre 30 cm y un metro de altura. Al ser originaria del continente africano, prefiere más los climas cálidos y por lo tanto no es muy resistente al frío. Es recomendable que esta planta esté en un ambiente con una temperatura en torno a los 18ºC, aunque debes saber que puede llegar a resistir hasta 3ºC.  

Aunque la zamioculca es una planta de interior preferentemente, en verano puedes colocarla en lugares con luz sin que le llegue el sol de forma directa. Este consejo también se debe tener en cuenta cuando la planta se encuentre en el interior de la vivienda.

Sus hojas son gruesas y de un color verde oscuro, aunque lo más característico es su brillo. Además, las raíces, que sirven para reservar el agua, también comparten con las hojas su grosor. Por norma general, la zamioculca desarrolla un par de hojas al año.

 

 

¿Qué cuidados necesita?

A pesar de ser una planta bastante resistente como hemos comentado antes, hay que tener en cuenta algunos cuidados básicos:

- Hay que trasplantar la zamioculca cada dos o tres años aproximadamente, siempre en primavera, dado que las raíces tienden a crecer demasiado.

- Es recomendable realizar riegos moderados que permitan secar la tierra entre uno y otro. Recuerda que en invierno no es necesario regarla prácticamente. En cualquier caso, no olvides que el agua no puede ser calcárea (agua dura o alcalina, con demasiada cal).

- Al comenzar la primavera, es preciso poner abono en forma de líquido junto al agua del riego una vez al mes.

- En cuanto al suelo, es preferible tener la zamioculca en uno drenado y rico en humus, que se puede mezclar con mantillo, arena y tierra de jardín. 

Siguiendo estos sencillos consejos, conseguirás tener una zamioculca en tu vivienda siempre en perfecto estado y luciendo espléndida. Y si quieres que tu casa se mantenga en las mismas condiciones, no dudes en contratar un Seguro de Hogar MAPFRE que te ofrece las coberturas imprescindibles para solventar rápidamente cualquier imprevisto que pueda aparecer. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Zamioculca: planta de interior con hojas muy brillantes originaria de África.
  • Características: tallos y raíces muy gruesas para almacenar agua.
  • Cuidados: riegos no muy frecuentes y abono líquido una vez al mes a partir de primavera. Suelo drenado y rico en humus.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos