Lithops: las plantas con forma de piedra

Publicado por Vanesa Sánchez, 19 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Lithops

No solo existen las plantas típicas que adornan todos los jardines. Hay algunas que se salen de lo común. Hoy, por ejemplo, os presentamos unas curiosas plantas que más de una vez son confundidas con piedras por su curiosa forma.

LO QUE DEBES SABER...
  • Plantas Lithops: conocidas también como plantas piedra o piedras vivas, son originarias de África.
  • Características de las lithops: dos hojas acopladas y divididas por una fisura central por la que crecen las flores.
  • Cuidados: en maceta, se deben tener en interior en ambiente seco. No regar en invierno y en verano riego moderado.

 

Las Lithops son, aunque no lo parezcan, plantas. Concretamente, son unas plantas suculentas originarias de África que pertenecen a la familia Aizoaceae.

 

Características de las Lithops

Al tener este tipo de forma, normalmente se las conoce con el nombre de piedras vivas o plantas piedra. Las Lithops están compuestas por dos hojas acopladas que están divididas por una fisura central, fisura por la que aparecen las flores. Están catalogadas, aproximadamente, 40 especies de Lithops.

Sus hojas pueden ser verdes, rosas o violetas, estando muchas de ellas manchadas o punteadas. Cuentan con una altura de unos 5 cm. y con una anchura de 8 cm. como máximo. Las flores, de color blanco o amarillo, tienen unos 3 cm. de diámetro y cuentan con varios pétalos estrechos que son perfumados. Estas flores aparecen durante el otoño e incluso al comienzo del invierno.

Al ser plantas de crecimiento lento, se pueden conservar en la misma maceta durante 10 o 20 años en el interior de las casas, ya que están acostumbradas a las zonas secas de África. Por tanto, es mejor no ponerlas en el exterior. No les viene bien ni la lluvia ni el sol. Hay que ponerlas en semi sombra, recibiendo la luz solar indirectamente durante unas 7 horas al día. 

Cultivar las Lithops en casa

Aunque las plantas Lithops son relativamente pequeñas, necesitan unas macetas bastante más grandes de su tamaño, con sustrato a base de turba, sustrato vegetal y con un 60% de arena gruesa silícea.

Es conveniente mantener la maceta en el interior, con aire seco para tener la mínima humedad y no tener la tierra mojada más de una semana. En invierno, hay que dejar de regarlas y en verano regarlas moderadamente, excepto cuando haga más de 40ºC, que es mejor no regarlas. Si las Lithops están duras, es mejor no regarlas, pero si están arrugadas o muy blandas al tacto, deberemos regarlas porque les hará falta agua. 

Se puede cambiar de maceta cada 3 o 4 años al comienzo de la primavera. Al ser un cactus, hay que tener especial cuidado con regar demasiado a la planta pues se puede morir.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos