La reproducción vegetativa para obtener más plantas

Publicado por Vanesa Sánchez, 07 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reproducción vegetativa de plantas

La reproducción vegetativa también se llama reproducción asexual. Se hace de diferentes formas en función de cómo se vaya a conseguir la nueva planta.

LO QUE DEBES SABER...
  • Métodos: cultivo in vitro, esquejado, acodo, injerto o división.
  • Mejor técnica: la más común y sencilla es el esquejado o estaquillado. Consiste en quitar un fragmento de la planta madre para generar una nueva.
  • Cultivo in vitro: se realiza en los laboratorios especializados. Este sistema es el más reciente pero también el más caro.

 

Para elegir cuál es el método que más nos interesa, tendremos que conocer primero las diferentes técnicas que existen para reproducir vegetativamente.

 

Multiplicar vegetativamente: formas que existen

Dentro de las diferentes técnicas que se utilizan en la reproducción asexual, las más habituales son: 

Esquejado: también conocido como estaquillado. Este método consiste en quitar un fragmento de la planta madre, separarlo de ella y mantenerlo vivo hasta que por sí solo sea capaz de crecer como planta completa.

Acodo: con este sistema se provoca una nueva raíz para después realizar un esquejado, es decir, separar un fragmento de la planta pero con las raíces ya creadas, transformándose en una nueva planta.

Injerto: este método se hace en dos partes o mezcla dos técnicas. Una de ellas es que se obtiene una parte mediante una semilla que engendra las raíces. La otra parte es un fragmento de una planta que se une a la semilla para obtener una planta nueva más rápido.

Cultivo in vitro: su nombre lo define perfectamente, ya que se generan plantas nuevas a través de técnicas especializadas en laboratorios. Este tipo de reproducción vegetativa es uno de los últimos métodos que se están aplicando en plantas.

División: esta última técnica consiste en que se separan los hijos o proliferaciones que las plantas generan naturalmente. Estos hijos tienen brotes y raíces propias con lo que, una vez separados de la planta madre, generarán una nueva planta.

Qué método escoger 

Para la gran mayoría de personas que tienen plantas en casa y estén interesadas en obtener nuevas, el método más utilizado es el del estaquillado o esquejado. Es uno de los más sencillos de realizar para la reproducción de las plantas que se tengan en macetas o en el jardín.

Las demás técnicas también son posibles de realizar más o menos de manera sencilla, sobre todo la división. Pero el cultivo in vitro es llevado a cabo de manera especializada en laboratorios, siendo su coste más elevado que el resto de métodos. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos