Cómo cuidar una flor de Pascua

Publicado por canalHOGAR, 07 Dic 2016

Comprar flor de Pascua

Durante estos días, los hogares se empiezan a vestir con adornos navideños. El portal de Belén, el árbol de Navidad, el muérdago… y como no podía ser menos, también la flor de Pascua. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para que puedas cuidar esta planta y conservarla durante el máximo tiempo posible.

Aunque la flor de Pascua es una planta fácil de cuidar, lo cierto es que es bastante delicada. Durante estas fechas, los cuidados básicos que hay que realizar son muy sencillos, aunque se complican en cierta manera durante el resto del año, sobre todo si queremos que vuelva a florecer.

¿Cuál es la mejor flor de Pascua?

Si aún no has comprado tu flor de Pascua, debes fijarte muy bien en algunos detalles, como por ejemplo que las hojas estén enrolladas o con manchas. Es preferible adquirir una planta que tenga las hojas verdes y gruesas, y que además apenas estén brotando las flores, es decir, que sean pequeñas y algunas de color amarillo.

Al llevártela a casa, procura que vaya envuelta en un plástico, ya que son muy sensibles a los cambios de temperatura, fundamentalmente a las bajas. Recuerda no desenvolverla hasta que no hayas llegado a casa para evitar que se estropee antes de tiempo.

Cuidados básicos:

- El lugar idóneo para que la flor de Pascua se mantenga perfecta es un sitio luminoso, aunque hay que tener cuidado para que la luz del sol no llegue de forma directa.

- Procura colocarla lejos de radiadores y corrientes de aire, ya que de lo contrario verás cómo sus hojas y flores se van cayendo poco a poco.

- La temperatura ideal para mantener esta planta oscila entre 19ºC y 21ºC.

- El riego hay que realizarlo con agua tibia dos veces por semana, pero antes de ello hay que comprobar que la tierra esté seca. Lo más recomendable es colocar un plato con agua debajo de la maceta durante 15 minutos y retirarlo después.

- Las hojas más verdes se pueden pulverizar con agua todos los días para mantenerlas frescas.

Cuando haya pasado la época navideña y ya se hayan perdido todas las hojas rojas, en el caso de que quieras conservarla durante algunos meses más, se debe podar y guardar en un lugar fresco y luminoso.

Al llegar la primavera, tendremos que regar y abonar la flor de Pascua. En la época de finales de octubre recuerda taparla durante unas 14 horas al día para conseguir que vuelvan a florecer sus hojas rojas. Además, en estas fechas es mejor abonarla cada 15 días con un abono líquido.

Siguiendo estas recomendaciones conseguirás que la flor de Pascua luzca impecable durante un periodo de tiempo que te parecerá increíble. Del mismo modo que cuidas tus plantas, no dudes en proteger también tu vivienda frente a posibles imprevistos que puedan surgir contratando un Seguro de Hogar MAPFRE.

LO QUE DEBES SABER...
  • Evitar: colocarla cerca de la calefacción, de corrientes de aire y de luz directa del sol.
  • Regar: dos veces por semana poniendo debajo un plato de agua tibia durante 15 minutos y retirar. Pulverizar sus hojas verdes todos los días.
  • Para que dure más tiempo: cuando no queden hojas rojas, podar la planta y dejarla en un lugar fresco y luminoso. A partir de noviembre hay que abonarla cada 15 días y taparla 14 horas diarias.


Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos