Trasplantar plantas

Publicado por Vanesa Sánchez, 03 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trasplantar una planta

Cuando las macetas se queden pequeñas para tus plantas es el momento de trasplantarlas a otras mayores.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cuándo trasplantar: cuando las raíces de la planta llenen la maceta.
  • Qué necesitas: una maceta superior, al menos 2 centímetros más ancha y profunda que la actual. También compost nuevo.
  • Pasos: sacar la planta con cuidado del antiguo tiesto con la tierra, colocarla en el nuevo. Rellenar con compost y regar hasta que drene.

 

Trasplantar una planta es un proceso realmente necesario para que pueda seguir su crecimiento sin problemas, ya que necesita de espacio para mantenerse saludable.

 

Cuándo trasplantar una planta

Para mudar una planta de la maceta actual donde se encuentra a otra más grande para continuar creciendo y que pueda desarrollarse, lo primero que debes saber es cuándo deberás hacerlo.

Debes comprobar el estado en el que se encuentran las raíces de la planta. Para hacerlo, coge la maceta con una mano y colócala en posición medio bocabajo. Tira con suavidad de la planta para ver si sale por completo, incluida la tierra. Si no sale, moja la tierra para ayudar a sacarla sin complicaciones.

Comprueba las raíces para ver si han llenado por completo la maceta. Si es este el caso, será el momento justo de cambiarla de tiesto. En caso de que no hayan brotado y estén bien, hay que esperar porque aún no es el momento para trasplantarla.

Para el cambio de tiesto debes tener una maceta al menos unos 2 centímetros más ancha y más profunda que la maceta actual donde esté la planta.

Cómo se trasplanta una planta

Para empezar con el proceso de trasplantar una planta, primero hay que colocar compost nuevo en el recipiente. Ahora añade compost de la maceta que tiene actualmente la planta. Elige un buen compost para garantizar buenos nutrientes. A continuación, haz el hueco lo suficientemente grande para colocar la planta en ella. Después, sácala del tiesto viejo y ponla inmediatamente en el nuevo. Por último falta que cubras la planta con el compost nuevo y riega. Tienes que regar hasta que la maceta drene.

Espera al menos un par de semanas antes de volver a regar la planta para ayudar a que las raíces se estiren buscando la humedad. De esta forma se afianzará mucho mejor a la nueva tierra y crecerá más fuerte y sana. Puedes usar un compost específico para la planta que vayas a trasplantar, así ayudarás mucho más.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos