Cómo hacer un huerto vertical con botellas de plástico

Publicado por canalHOGAR, 26 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer un huerto vertical con botellas de plástico

Cestas, latas, organizadores de calzado o ropa… casi todo vale para dar cobijo a las plantas de tu jardín vertical, también las botellas de plástico, que ofrecen un montón de posibilidades para hacer un huerto vertical con el mínimo espacio.

Entre los recipientes que puedes elegir para convertir en las macetas más originales y prácticas de tu jardín vertical, están las botellas de plástico, que te permiten con suma facilidad y máxima ecología montar un huerto vertical DIY a tu medida y según las necesidades de espacio y estructura.

Antes de ponerte a instalar tu huerto o jardín vertical con botellas de plástico, es importante que tengas clara cuál será la estructura elegida y las condiciones que puedes ofrecerle en cuanto a sombra, sol, riego, espacio o estabilidad. Valorar estas características es fundamental para elegir tanto la forma de hacer el huerto o jardín como el tipo de plantas, hortalizas, verduras o frutas que vas a elegir para tu espacio natural.

Las botellas de plástico son un espacio perfecto para el cultivo de muchos tipos de plantas de jardín y también de huerto; son ligeras, lo que permite poderlas colgar con facilidad, económicas y accesibles. Puedes elegirlas todas iguales o diferentes en forma y tamaño: todo depende del tipo de estructura del huerto que te hayas planteado, el espacio va a ser determinante en la elección.

Dos son las formas esenciales, pero no las únicas, para hacer un huerto vertical con botellas de plástico, pero seguro que cuando te pongas manos a la obra descubrirás muchas más alternativas o variaciones de estas mismas ideas para dar respuesta a tus necesidades concretas.

Huerto colgante

Este ya es un clásico entre los jardines verticales que se hacen con botellas de plástico. En Internet, puedes ver un millón de posibilidades sobre esta misma idea para que puedas adaptar tu preferida, es una buena forma de iniciarse en el mundo de los huertos verticales, ya que es sencilla, económica y ampliable.

Sólo necesitas botellas de plástico, siempre con su tapón. Tendrás que hacerles una ventana en el cuarto superior, justo cuando acaba el cuello de la botella. Debes retirar esta parte, por la que asomará la planta que decidas poner en la botella.

Para colgarlas sobre la pared y conformar hileras de macetas botellas, sólo necesitas pasar unos hilos de pescar por la parte superior e inferior de la botella, que te permitan usarlas en horizontal como jardineras. Puedes unir tantas botellas como necesites, adaptándote al largo de la pared donde vayas a colgarlas.

 

 

Huerto en columna

Esta es una idea nueva y muy práctica, con un resultado realmente fantástico, se trata de apilar botellas de plástico encajando una en otra de forma que todas estén comunicadas y formen una estructura natural cerrada, en la que la primera y la última botella son para el riego y las centrales acogen las plantas elegidas de jardín o de huerto.

El huerto en columna puede tener tantos componentes como quieras, para lo que necesitarás tanto un número de botellas iguales como piezas vayas a incluir en la columna. A la botella superior que va a contener agua, le tendrás que cortar la parte inferior -la base-y hacerle agujeros para poder pasar cuerda o hilo de pescar, por donde se sujetará la columna al completo.

Las botellas centrales que se colocan entre la superior y la inferior, van encajadas unas en otras, colocadas boca abajo, el tapón de cada una de ellas encaja en la base de la siguiente y así sucesivamente. La última botella que cierra la columna se mantiene sin ningún cultivo, como recipiente recolector de agua.

Tanto el huerto colgante como el jardín en columnas, son formas para hacer un jardín o huerto vertical con botellas de plástico de una manera cómoda, sencilla y barata, con unos resultados sorprendentes. Cuando empieces a practicar la jardinería vertical, descubrirás todas sus ventajas y posibilidades para disfrutar de naturaleza en tu casa por muy poco espacio que tengas.

Los huertos verticales te robarán tu tiempo, convirtiéndose en una afición relajante y muy recomendable, mientras tu Seguro de Hogar MAPFRE vela por la seguridad y el buen estado de tu casa con coberturas esenciales y básicas de uso común para que nada te sorprenda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios