Cola de caballo ornamental, vistosa y con poco mantenimiento

Publicado por canalHOGAR, 19 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cola de caballo ornamental, vistosa y con poco mantenimiento

Si no te sonaba de nada la cola de caballo como planta ornamental, te sorprenderá aún más saber que se trata de una planta primitiva, es decir, se sospecha que existía hace millones de años, según sugieren fósiles encontrados.

Con una historia de tiempos prehistóricos a sus espaldas, es fácil entender que la cola de caballo sea una planta resistente y fácil de cuidar que ha sabido adaptarse al paso de los tiempos y llegar hasta nosotros, bella, original y muy alegre.

El nombre científico de la cola de caballo es Equistum Giganteum y pertenece a la familia de las Equisetáceas. Más allá de su rara y exótica imagen exterior, los expertos en botánica consideran esta especie como original, ya que es una criptógama -como los helechos- lo que significa que se reproduce por medio de esporas con mucha facilidad y rapidez.

La cola de caballo, como puedes observar en el ejemplar o ejemplares que adquieras, tiene raíces; sin embargo, carecen de semillas, hojas ni flores. Se componen de un tallo largo, verde y espigado, similar al espárrago e igual en su forma, y que puede recordarte al bambú. Su tallo es la esencia de la cola de caballo, ya que es fértil y alberga las esporas que permiten su reproducción.

Aunque hay más de veinte especies de equisetos conocidos, todos son similares en sus características, sólo la altura que puede alcanzar el tallo diferencia a unas especies de otras. Es en primavera cuando el tallo brota.

 

 

Llena tu jardín de cola de caballo, si necesitas una planta sin flores, resistente y que exija poco mantenimiento, pero de rápido crecimiento.

- Puedes plantar cola de caballo directamente sobre la tierra o en macetas grandes de arcilla para exterior. No exige una tierra especial, así que no será diferente a la que tengas en tu jardín.

- La cola de caballo va a crecer con mucha rapidez, colonizando la zona donde la plantes con sus altos tallos verdes y sin flores. Preferentemente está indicada para zonas soleadas.

- La humedad es lo único que la cola de caballo te va a exigir, por lo tanto, tendrás que regarla siempre de forma muy continua y abundante. La tierra encharcada, en el caso de  la cola de caballo, no es un problema, sino una ventaja.

- La cola de caballo crece en todo el mundo, por lo que no exige un clima concreto para desarrollarse en plenitud. No temas heladas, no afectarán a la cola de caballo, aunque es cierto que prefiere climas suaves y cálidos.

- No te preocupes por plagas o problemas parasitarios, la cola de caballo no sólo no tiene este tipo de desventajas, sino que además puede ser un recurso para acabar con las plagas de otras plantas.

Para un uso ornamental de la cola de caballo, valora su altura y su color únicamente verde, perfecto para jardines con grandes extensiones donde se combine con macizos de flores exóticas; dado su aspecto espigado, aporta volumen y ocupa espacio.

Si quieres disfrutar de la cola de caballo en pequeños patios o terrazas, puedes plantarlos en recipientes altos y estrechos para acompañar su tendencia natural, pareados o de forma independiente, son un contrapunto natural a patios o terrazas con revestimientos artificiales.

Su apariencia peculiar hace que la cola de caballo sea muy apreciada por los diseñadores de jardines más vanguardistas, los que se alejan de recursos más clásicos o conocidos, por lo que es habitual encontrarla en jardines modernos y diferentes, donde las flores no son la esencia, sino la naturaleza más resistente, pero lucida, representada por zonas de cola de caballo.

La cola de caballo no te exigirá mucha atención ni cuidado, pero aportará exotismo y exclusividad a tu hogar. El Seguro de Hogar MAPFRE que elijas para tu casa se ocupará de todo lo esencial, pero también podrás configurar tu póliza para contar con todas las soluciones a tus necesidades personales.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios