Cómo hacer tu propio jardín botánico

Publicado por CanalHOGAR, 18 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer tu propio jardín botánico

Para saber cómo hacer tu propio jardín botánico, es esencial tener clara su definición para después poder crearlo: “un Jardín Botánico es aquél en el que se cultivan una gran cantidad de plantas con fines educativos y de investigación”.

Asumida la envergadura del proyecto cómo hacer tu propio jardín botánico, el recurso más habitual es optar por hacer un mini jardín botánico o, según la disponibilidad de terreno, un jardín que tenga una gran representación de plantas, eligiendo tus preferidas o las que sean más fáciles de cultivar y mantener según el lugar donde residas.

Sea cuál sea tu circunstancia y la idea con la que quieras elaborar tu propio jardín botánico, necesitas saber que en principio todo jardín de este tipo debe de tener diferentes zonas y espacios en los que se agrupen las diferentes tipos y clases de plantas. Para una organización, fácil y práctica, con un estilo funcional y sea a gran escala o en tamaño mini, debes plantearte incluir en tu jardín botánico algunas zonas esenciales.

Zona fitogeográfica.

Es la zona viajera de un jardín botánico, la que permite viajar por el mundo a través de su flora. En esta zona se agrupan las plantas por zonas geográficas. De esta forma aquí tendrán cabida flores, platas, arbustos… típicos y originarios de  África, América… Puedes clasificarlos por continentes o por países, todo depende de tu gusto y del espacio, además de la disponibilidad de plantas para integrar el jardín con las que cuentes.

Zona sistemática.

Éste es el espacio de tu jardín botánico más científico, educativo y formativo, ideal para aficionados a la botánica o ciencias afines. En esta zona las plantas que incluyan se agrupan según especies. Lo normal es que las plantas presenten una detallada y completa información de acuerdo con el sistema de clasificación elegido. Debes incluir siempre además del nombre común, la familia, los nombres científicos y el origen.

Zona Ecológica.

Probablemente ésta sea de las zonas más pintorescas para incluir en un jardín botánico, sobre todo, si vas a diseñar tu propio jardín botánico en tamaño mini. En este espacio, se colocan las plantas agrupadas según sus necesidades medioambientales, principalmente sus necesidades de sol, luz, agua y temperatura. Es lo que se denomina hábitat natural de cada especie. Todo jardín botánico, por tanto, deberá tener una recreación de dunas, desiertos o zonas acuáticas, entre otras, en las que poder cultivar las plantas correspondientes a cada uno de estos espacios.

Zonas especiales.

Este espacio lo reservan los expertos para incluir todo tipo de plantas que no hayan tenido cabida en otros lugares y que reúnen condiciones especiales entre sus características esenciales. Es una zona muy personal y especial para los aficionados a la jardinería, ya que aquí puedes incluir tus pequeñas joyas botánicas, ejemplares raros o pintorescos. Aquí tienen cabida muchas zonas variadas para el cultivo, por ejemplo, de plantas anuales, bianuales, palustres, acuáticas, rosaleda, rocallas, medicinales, setas, aprovechamiento económico (hortalizas, cereales...), jardín genético (demostración de las leyes de Mendel), arboleto, palmetum, cactus, carnívoras o vivero.

Obviamente si vas a elaborar y diseñar tu propio jardín botánico casero, es muy probable que las representación de cada una de estas zonas tenga que verse muy reducida, así que tendrás que elegir tus preferidas y también tener en cuenta otros factores como el tiempo que puedes dedicarle o el clima general que puedes ofrecerle a tu jardín botánico.

Los jardines botánicos aún en su versión hogareña y mini exigen cuidado y dedicación, aunque si eres aficionado a la jardinería, te ofrecerá muchas satisfacciones y horas de entretenimiento; podrás, además de cuidar, incrementar tu jardín botánico según adquieras experiencia y ganes en cualidades jardineras.

Ahora que ya sabes cómo hacer tu propio jardín botánico, al menos, en esencia, es importante  que te decidas a emprender esta aventura, recuerda que mientras tú dedicas tu tiempo a tus aficiones y ocio, el Seguro de hogar MAPFRE cuida por ti de tu hogar, ofreciéndote respuestas en las situaciones más estresantes e indeseables que pueden surgir en toda vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios