Cultivar venus atrapamoscas

Publicado por Víctor Canales, 17 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tener una venus atrapamoscas

Las plantas carnívoras pueden ser muy útiles en nuestro jardín o nuestro hogar, librándonos de molestos insectos. La venus atrapamoscas es una de las más populares. Esta planta, aparte de ser una de las carnívoras más conocidas, tiene la fama de ser difícil de cultivar. Vamos a ver qué secretos guarda.

LO QUE DEBES SABER...
  • ¿Qué es?: se trata de una planta carnívora, se alimenta de insectos y arácnidos.
  • Necesidades: esta planta necesita agua destilada y un sustrato pobre en nitrógeno.
  • Inofensiva: es una planta totalmente inofensiva para el ser humano.

Al no ser una planta común, las indicaciones que necesitan son distintas. La venus atrapamoscas es originaria de zonas pantanosas y suelos más bien pobres. Por eso, se debe cultivar en un sustrato esterilizado para no dañarla. Su crecimiento es lento, por lo que no hay que desesperar, ya que las flores no aparecen hasta el tercer-quinto año de vida de la planta.

 

Las primeras fases de la planta

Las semillas nunca deben enterrarse. Sencillamente habrá que espolvorearlas por encima del sustrato. Al principio la planta comenzará a crear pequeñas trampas que se irán multiplicando. Una vez alcanzado el año, se acelera su crecimiento, al poder ya atrapar invertebrados del tamaño de un mosquito.

Al principio deberemos mantener el sustrato tapado en la nevera, ya que las semillas necesitan frío para estratificarse. Una vez pasadas unas 6-8 semanas, habrá que ponerlas en un lugar luminoso. En esta nueva fase de germinación es recomendable que soporten temperaturas superiores a los 25º C. Durante esta etapa la bandeja continuará tapada para crear dentro del sustrato un microclima. La humedad puede crear hongos, por lo que deberemos esterilizar con un fungicida.

Mantener el sustrato húmedo es importante. Bajo una maceta, agujereada, deberíamos colocar una bandeja con agua, desde la cual la planta pueda absorber constantemente. Este agua debe de ser destilada o desmineralizada. Además, otra cosa que tenemos que tener en cuenta es no regarla nunca por encima.

Precauciones a tener en cuenta

Las plantas carnívoras son inofensivas para el ser humano, por lo que no tenemos de qué temer. Atacan a insectos y arácnidos de distinto tamaño. En este sentido, son ellas las que tienen que atrapar su propio alimento y no nosotros quien las alimentemos.

Es importante no cultivar en tierra común o con fertilizante. Como ya te avanzábamos antes, el agua debe ser destilada o desmineralizada. No seguir estas indicaciones puede matar a la planta, ya que los nutrientes que necesita debe conseguirlos gracias a sus presas.

Por un lado, necesitan mucha luz solar, pudiendo soportar bien el calor. De todas formas, más de 35º C no es recomendable. Por otro lado, las bajas temperaturas también son buenas, aunque no soporta las heladas. Durante el invierno la planta entra en una fase de hibernación.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 17/04/2015 a las 11:51

Siempre he tenido curiosidad por la venus atrapamoscas. Llevo queriendo una hace bastantes años, aunque por la falta de tiempo se me hace difícil poder criarla sus primeras semanas.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos