Características de la rosa inglesa

Publicado por Covadonga Carrasco, 04 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

La sensualidad de la rosa inglesa

El nombre de esta flor nos hace imaginar una planta llena de delicadeza y glamour, y desde luego no nos equivocamos. Esta flor, también conocida como rosa inglesa Grace, es de color albaricoque y algo más oscura en la parte interior. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Color: la rosa inglesa tiene un tono albaricoque más intenso en el interior que en la parte exterior y es una flor perfecta para combinar con tonos más vivos.
  • Aroma: la fragancia de la rosa inglesa Grace es sensual y cálida.
  • Plantar: plantaremos este tipo de rosal siempre en un suelo húmedo y con tierra nueva.

Es una de esas flores maravillosas que nos permitirá hacer combinaciones con otras rosas en tonos rojos y morados. Es un tipo de rosal con ramificaciones, probablemente de los más resistentes que existen y con una floración de periodicidad regular.

 

Una rosa grande y llamativa

Con una fragancia cálida y muy sensual, esta rosa es una flor muy valorada por los amantes de la naturaleza.

Como sucede con la mayoría de los rosales, la rosa inglesa Grace necesita abundante agua en el momento en el que se produce la floración y, especialmente, durante los primeros doce meses. Cuando vayamos a regar la planta no deberemos hacerlo directamente sobre las hojas ni las flores.

En cuanto al abono, habrá que extenderlo bien y tendrá que ser soluble y granulado durante la época de primavera.

Las flores de este rosal son grandes y llamativas, y son capaces de soportar drásticos cambios de temperatura.

La flor que necesita su espacio

Al igual que sucede con las demás variedades de rosas, a la hora de plantar la rosa inglesa es necesario arar la tierra para que pueda crecer con mucha más fuerza.

Deberemos plantar las rosas cuando comience la primavera, el suelo aún esté húmedo y el clima sea lo suficientemente fresco. De este modo las raíces podrán adaptarse más fácilmente a su nuevo “hogar”.

Las rosas necesitan la luz del sol, lo ideal es que reciban unas seis u ocho horas de sol a diario, por lo que tendremos que elegir una zona en el jardín que esté expuesta al sol el mayor número de horas posible.

Cuando sembremos la rosa inglesa Grace, tendremos que tener en cuenta que, además de que el terreno esté húmedo y que la tierra sea nueva, esta planta extenderá sus ramas y necesitará espacio suficiente para respirar, así que habrá que dejar un hueco prudente entre el rosal y las demás plantas.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

gdani535 comento el 04/11/2014 a las 11:55

Este tipo de flor es una de mis preferidas, no hay nada como una rosa bonita para decorar la mesa del comedor.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios