Arbusto ornamental rododendro

Publicado por Patricia Arroyo, 13 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Arbusto rododendro

Si queréis llenar de color vuestro jardín, entonces os recomendamos que elijáis el rododendro, pues es un arbusto ornamental con unas flores muy llamativas. ¡Veamos sus características y sus cuidados!

LO QUE DEBES SABER...
  • Tamaño: algunos rododendros no superan los 50 cm, pero otros sí que llegan a alcanzar los 3 m de altura. 
  • Terreno: este arbusto necesita un terreno húmedo, ácido y con un buen drenaje.
  • Riego: aumentaremos el riego durante las épocas más calurosas y lo disminuiremos en invierno.

El rododendro es un arbusto de hoja perenne cuyo origen es el Extremo Oriente, aunque en Europa también es popular por tratarse de una planta ornamental. Este arbusto pertenece a la familia de las ericáceas.

 

Características y curiosidades del rododendro

El rododendro se caracteriza por tener unas hojas de color verde oscuro y de forma ovalada, muy parecidas a las del laurel. En cuanto a su tamaño, a veces no pasa de los 50 cm, pero otros ejemplares sí que llegan a alcanzar los 3 m de altura, por lo que se suele utilizar para separar jardines en urbanizaciones o para cubrir terrazas.

Su floración tiene lugar, como la mayoría de las plantas, entre primavera y verano. Y si hablamos de cómo se reproduce, esta planta puede hacerlo mediante:

- Semillas: hay que recolectarlas cuando las cápsulas comienza a abrirse y plantarlas en un invernadero entre el invierno y la primavera.

- Estacas: los rododendros se pueden enraizar en estacas. Es fundamental que, durante el crecimiento, el invernadero esté a una temperatura adecuada. 

Injertos: los conservaremos en humedad a una temperatura de 20 ºC. Cuando empiecen a florecer, habrá que trasplantarlos a un suelo ácido.

 

Cuidados del rododendro

Para el buen cuidado de un rododendro es necesario que se encuentre sobre terrenos húmedos, ácidos y con un buen drenaje.

Aunque es resistente a los cambios de temperaturas, las extremas (calor y frío) sí que pueden afectar a la planta e incluso pueden causarle la muerte. Por esta razón, durante los meses de calor la situaremos a la sombra y la regaremos con más frecuencia. Durante el invierno haremos lo contrario, colocaremos la planta a pleno sol y reduciremos su riego. Debemos recordar que el agua de riego tiene que ser sin cal.

En cuanto al abono, el rododendro necesita uno especial para suelos ácidos y, además, tendremos que agregar quelato de hierro a la tierra para evitar algunas enfermedades como la clorosis



Comentarios (1)

irenita52 comento el 13/10/2014 a las 13:49

El rododendro me parece un arbusto muy completo. Es fácil de cuidar y alegra cualquier lugar en el que se plante :)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios