La hosta, ideal para zonas húmedas

Publicado por Patricia Arroyo, 07 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

La hosta, una planta para zonas húmedas

Hoy vamos a hablaros sobre la hosta, una planta perenne ideal para zonas húmedas. Así que, si estáis interesados en esta hermosa y llamativa planta, tan solo tenéis que seguir leyendo para descubrir sus características y los cuidados que necesita.

LO QUE DEBES SABER...
  • Características: la hosta cuenta con flores en forma de trompeta de color blanco, púrpura o azul, y un gran follaje de color verde, amarillo-blanco o azul. 
  • Crecimiento: para que una hosta crezca de forma saludable debe cultivarse sobre un suelo húmedo y bien drenado, además de en una zona sombreada.
  • Plagas: las babosas son los animales que más perjudican a este tipo de planta. Para evitarlas utilizaremos algún veneno comercial, cerveza o extenderemos cenizas por el sustrato.

La hosta es una planta que pertenece a la familia Liliaceae y tiene su origen en Asia oriental.

 

Características físicas de la hosta

La hosta es una planta perenne que llega a alcanzar los 5 o 10 cm de altura. Se caracteriza por su follaje de color verde, amarillo-blanco o azul. Existen diferentes variedades, pues podemos encontrar hostas con los colores en el borde de las hojas o en el centro.

Su gran y prolífico follaje impide que la luz incida sobre las malas hierbas que intentan crecer a su lado. Además, la hosta destaca por tener flores con forma de trompeta, las cuales pueden ser de color blanco, púrpura o azul.

En cuanto a su crecimiento, la hosta es una planta que se extienden a partir de los tallos, bajo tierra. La mayoría de sus especies lo hacen lentamente, pero si queremos que la hosta crezca mejor, lo apropiado es cultivarla en zonas de sombra y en un ambiente húmedo.

 

Cuidados que necesita una hosta

Si vamos a cultivar hostas, lo primero que tenemos que comprobar es que el suelo está húmedo y bien drenado. Y, por supuesto, que se trata de una zona donde hay sombra o sombra parcial. También hay que tener cuidado con el viento, pues esta planta no soporta los vientos secos, ya que sus hojas se vuelven marrones y terminan por secarse.

En cuanto al riego que necesita, si queremos que sea una planta saludable y con un gran follaje, deberemos regarla en abundancia y habitualmente. Y si nos preguntamos por el abono, deberemos evitar cantidades elevadas de nitrógeno, pues la planta podría dañarse. Además, las hojas se debilitarían y podrían sufrir alguna enfermedad.

Las hostas son muy apetecibles para las babosas, así que, para evitarlas tendremos que colocar venenos comerciales o un plato de cerveza cerca de las plantas. También podemos extender cenizas por el sustrato para evitar la aparición de las babosas.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios