Cómo proteger a las plantas del calor

Publicado por Patricia Arroyo, 10 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo cuidar a las plantas de las altas temperaturas

Aunque el sol es una fuente de energía necesaria para todas las plantas, lo cierto es que las altas temperaturas y un excesivo calor pueden dañarlas. Si queréis mantener vuestras plantas en buen estado y que el calor sofocante no las estropee, en este artículo os contamos cómo hacerlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Riego: habrá que aumentar el riego para mantener la tierra siempre húmeda. 
  • Sombra: colocaremos las plantas en un lugar de sombra para evitar que el sol incida directamente.
  • Consejo: lo mejor es alejar las macetas de las paredes y poner un trapo entre ellas y el suelo para evitar la transmisión de calor.

Es necesario que protejamos nuestras plantas del fuerte calor y, para ello, debemos seguir ciertas precauciones y medidas. ¡Veamos cuáles son!

 

Cómo proteger a las plantas del excesivo calor

Para que nuestras plantas sobrevivan a las altas temperaturas del verano, es aconsejable tener en cuenta las siguientes medidas:

En primer lugar, debemos aumentar el riego para evitar que la tierra se seque. Es importante mantenerla siempre húmeda, pero claro, sin pasarse de agua.

El mejor momento del día para regar las plantas es por la tarde, ya que el sol no apretará tanto y el nivel de evaporación será menor. Además, si las rociamos de agua por la mañana, el sol fuerte podría quemar sus hojas.

Otro pequeño consejo es que alejemos nuestras macetas de las paredes, pues estas últimas acumulan y desprenden calor, afectando el entorno de las plantas.

Lo mismo ocurre con el suelo, este se calienta tanto que termina por transmitir calor a nuestras plantas. Por ello, es recomendable que pongamos un trapo húmedo entre el suelo y las macetas.

Si algunas hojas se secan, deberemos cortarlas para que vuelvan a crecer y reponer el abono para que se desarrollen más fuertes.

Para un mayor cuidado tendremos que colocar las macetas en zonas de sombra. Si las tenemos en la terraza, podemos bajar los toldos para que el sol no incida directamente y, si están en el jardín, las acercaremos a grandes arbustos.

 

Tejidos y acolchados para las macetas

Si por algún motivo no tenemos espacio para ofrecer sombra a las plantas, podemos colocar telas alrededor de ellas para evitar el sol directo. O, si lo preferimos, podemos meter las macetas dentro de otras más grandes para resguardarlas. Otro truco es forrar las macetas con tejido de brezo, así no se calentarán tanto con el sol.

También tenemos la posibilidad de colocar sobre la tierra cualquier tipo de acolchado. De esta manera, el agua de la planta no se evaporará tan fácilmente y se mantendrá mejor en la maceta. Entre los tipos de acolchado se encuentran: corteza de pino o de abeto, grava, arcilla, restos de poda, etc.


Si te han parecido interesantes estos consejos de jardinería, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (3)

cristinalpez354 comento el 10/07/2014 a las 11:58

No sabía que el calor podía estropearlas. Al contrario, creía que el sol era perfecto para ellas. Tendré más cuidado. Gracias por el aviso! :)

Misi comento el 23/07/2014 a las 19:34

gracias, sus consejos son muy utiles, pues ellas son vida

canalHOGAR comento el 25/07/2014 a las 12:05

Hola Cristina y Misi, gracias por vuestros comentarios ;) Saludos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios