Aquilegia, la flor tradicional del jardín inglés

Publicado por Patricia Arroyo, 30 Ene 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

La flor aquilegia

La aquilegia es una de las flores más típicas de un jardín inglés. Esto se debe a su elegancia, su buen aroma y la variedad de colores que posee esta flor. ¿Quieres saber más sobre ella? 

LO QUE DEBES SABER...
  • Características: longitud de 3 a 5 cm, numerosos colores, tallos largos y con aroma. 
  • Cultivo: muy sencillo tanto en el jardín como en una maceta. 
  • Riego: abundante durante las estaciones de más calor y mínimo durante las épocas frías y de lluvias.

La aquilegia pertenece a la familia Ranunculaceae y su origen se encuentra en América del Norte, Europa Central y Sudáfrica.


Características de la aquilegia

Las aquilegias tienen una longitud de 3 a 5 cm, presentan un tallo recto que puede llegar a alcanzar un 1 m de altura y cuenta con unas hojas largas. Las podemos encontrar en numerosos colores como el azul, tonos anaranjados e incluso bicolores. Este tipo de planta suele crecer en lugares húmedos, frescos y en bosques rocosos. Florece desde principios de la primavera hasta finales del verano.

Estas flores son ideales para tenerlas en nuestro jardín, ya que nos aportan la elegancia tradicional de un jardín inglés. No solo son idóneas por su aspecto físico sino que también son muy fáciles de cultivar y, además, tienen un magnífico aromaTambién las podemos cultivar dentro de una maceta. 

 

Consejos para el cuidado de las aquilegias

A la hora de cuidarlas, necesitan un buen drenaje y no requieren de abundante fertilización. Otro consejo es mantener las semillas de aquilegias en el congelador durante 15 días antes de sembrarlas. 

En cuanto al riego, estas flores lo necesitan en abundancia, sobre todo durante las estaciones de más calor, aunque debemos evitar empapar las hojas. En otoño e invierno no necesitarán casi que las reguemos, tan solo de vez en cuando y dependiendo del periodo de lluvias y zona donde vivamos. Además, debemos trasladarlas a un lugar protegido de las heladas. 

Es recomendable que las ubiquemos en zonas donde reciban la luz solar de las primeras horas del día, aunque también pueden estar en lugares con sombra.

 Cuando sus flores se marchiten lo adecuado es que las quitemos para estimular la aparición de otras nuevas. También deberemos cambiar cada año la maceta, ya que las raíces crecerán y las aquilegias necesitarán más espacio.



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 30/01/2014 a las 13:56

La verdad que es una flor muy bonita para el jardín. A ver si la consigo para el próximo año

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios