La planta herbácea celidonia menor

Publicado por Covadonga Carrasco, 21 Ene 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Celidonia menor

Conocida como celidonia menor o ficaria, esta es una planta herbácea perenne con hojas en forma de corazón y flores grandes que pueden llegar a medir hasta cuatro centímetros. Estas flores son de color amarillo y tienen un brillo coriáceo, llegando a florecer incluso durante el invierno.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pétalos: las flores de la celidonia cuentan con un gran número de pétalos de gran tamaño.
  • Humedad: se trata de una planta que necesita humedad y zonas de sombra para florecer.
  • Origen: tiene su origen en Europa y ha sido introducida en Norteamérica.

El nombre científico de la celidonia menor es Ranunculus ficaria y tiene unas raíces muy características, de dos tipos, unas tuberosas y otras filiformes. Son muy numerosas, engrosadas y carnosas. 

 

La planta que vive en zonas húmedas

Como casi todas las ranunculáceas, la celidonia menor crece con mayor facilidad en ambientes húmedos, en lugares sombreados y frescos, como por ejemplo en los márgenes de arroyos y prados encharcados.

Podemos encontrarla en prácticamente cualquier parte de Europa extendiéndose hasta el oeste del continente asiático, aunque también ha sido introducida en Norteamérica considerándose como una planta invasiva.

No soporta las heladas, aunque sí es capaz de resistir pequeñas escarchas. Es una característica que tendremos que tener en cuenta si queremos plantar celidonias en nuestro jardín. Si aparece por sí sola, su presencia hace que sepamos que estamos ante un suelo fértil y rico en nutrientes.

 

Grandes y numerosos pétalos

Sus flores son grandes y surgen de unos pedúnculos que parten de los nudos del tallo. Son de color amarillo brillante, aunque también podemos encontrarlas de un tono rojizo anaranjado, en ocasiones con bastantes manchas blancas y con un número variable de pétalos, entre 7 y 20.

Existen muchos sinónimos y variedades diferentes de esta planta, algunas cultivadas incluso como flores ornamentales. Dentro del género Ranunculus podemos encontrar más de 200 especies. En la Península Ibérica están presentes más de 50.

Su floración se puede producir desde el mes de enero hasta el mes de junio, por lo que la celidonia menor es capaz de florecer incluso en invierno.

Crece muy bien en lugares húmedos, prados encharcados, bordes de arroyos, acequias, regueros y bosques con humedad estacional, es decir, generalmente en zonas de semisombra y frescas.

Es una planta muy llamativa que nos servirá para decorar y que no requiere demasiados cuidados ni que estemos muy pendientes de ella.



Comentarios (1)

irenita52 comento el 21/01/2014 a las 13:11

Muy interesante el post, no sé mucho de plantas pero la herbácea celidonia menor me ha llamado mucho la atención.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios