El arbusto oloroso celindo

Publicado por Vanesa Sánchez, 17 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El arbusto celindo

El precioso arbusto celindo normalmente no suele ser muy conocido a la hora de nombrar las plantas de nuestro jardín. Sin embargo, merece la pena saber algo más de él para optar por plantarlo la próxima primavera.

LO QUE DEBES SABER...
  • El celindo: es un arbusto oloroso con preciosas flores blancas, por lo que es ideal para jardines o parques.
  • Características: arbusto caducifolio que puede medir hasta tres metros de altura y que florece a finales de la primavera.
  • Cuidados: riego no muy frecuente, suelos normales con buen drenaje y poda de brotes viejos después de la floración.

Es un arbusto vigoroso, con un olor muy característico y unas preciosas flores blancas, así que puede ser una gran idea ponerlo en nuestro jardín, donde destacará de forma especial.

 

Características del celindo

Este arbusto proviene del sureste de Europa y del suroeste de Asia. El celindo o celinda, como también se le llama a veces, es un arbusto caducifolio cuyo nombre científico es Philadelphus coronarius y forma parte de la familia Saxifragaceae.

Puede llegar a medir los tres metros de altura así como el metro y medio de diámetro.  Cuando crece tiene una forma redondeada, dejando caer las ramas péndulas.

Sus hojas son aserradas y ovales, de un color verde muy intenso que hacen destacar aún más las hermosas flores en color blanco. Estas flores están presentes en racimos, suelen florecer a finales de la primavera y, como ya hemos comentado antes, tienen un agradable olor. Cuentan con cuatro pétalos y muchos estambres blancos pero con antenas amarillentas.

Los frutos de este precioso arbusto aparecen en forma de cápsula turbinada que contienen muchas semillas.

 

Cómo cuidar este arbusto

Últimamente, este es uno de los arbustos elegidos para decorar los parques públicos, así como diferentes jardines.

Para que el celindo esté vistoso y elegante hay que podarlo con mucho cuidado, porque las flores suelen crecer en los tallos que han surgido el año anterior. Por lo que para podarlo hay que recortar aquellos brotes que sean más viejos, pero solamente cuando haya terminado la floración.

Se puede situar en zonas soleadas y además es capaz de resistir bien las heladas. Hay que regarlo más en verano, pero sin pasarse, porque también es un arbusto resistente a la sequía. Por lo general, puede cultivarse en cualquier tipo de suelo con la única condición de que drene bien. El celindo se suele reproducir a través de esquejes o estaquillas.



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 30/12/2013 a las 10:52

Muy interesante el artículo, ya que no sabía que existiera este tipo de arbustos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios