Cuidados del castaño

Publicado por Cristina Yáñez, 27 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidados del castaño

Capaz de sobrevivir muchos años, un castaño puede alcanzar un gran tamaño. Existen algunos con más de cinco metros de diámetro y más de mil años de antigüedad. También se puede cultivar como árbol de jardín, ¿queréis saber cómo?

LO QUE DEBES SABER...
  • Riego: el castaño necesita un mínimo de 700 litros de precipitación anual.
  • Clima: este árbol requiere de humedad ambiental para desarrollarse correctamente y es mejor evitar el sol directo.
  • Consejos: para plantar un castaño en el jardín, lo ideal es elegir plantones injertados de vivero.

 

El castaño también se llama Castanea sativa y se cree que procede de Asia Menor. Es un árbol de hoja caduca que florece en julio. Su fruto, la castaña, se recoge entre octubre y noviembre.

 

Características del castaño

Posee flores masculinas y femeninas. Las primeras están situadas en la parte superior del árbol, son de color amarillo y de olor poco atractivo. Por su parte, las flores femeninas ocupan la zona inferior del castaño y son de color verde. Sus frutos nacen en grupos de una a tres castañas, envueltas en una especie de cúpulas verdes cubiertas de espinas.

A pesar de ser una planta que necesita mucha agua debemos tener cuidado, ya que las lluvias muy abundantes que retenga el terreno pueden producirle numerosas enfermedades fúngicas. Un mínimo de 700 litros de agua al año son los que debería recibir un castaño, teniendo en cuanta que un tercio de dicha cantidad debe ser suministrada durante el verano.

El ambiente idóneo para el castaño es húmedo, prestando especial atención al tiempo que está expuesto al sol, ya que debemos evitar tal situación. El castaño se decanta por situaciones umbrías resguardadas de las ráfagas de viento. La temperatura ideal para su buen desarrollo ronda los 10-14 grados centígrados.

Otros cuidados

Si queremos plantar un castaño en nuestro jardín, lo recomendable, por comodidad, es utilizar plantones injertados de vivero. Esta plantación se llevará a cabo en primavera o a principios de otoño, de esta manera, tras ocho o diez años el castaño comenzará a dar sus frutos.

El terreno de plantación puede ser variado, salvo por una excepción: no ha de ser muy calizo. El castaño opta por los suelos ricos en sílice, muy profundos y con terreno extenso, ya que sus raíces se desarrollan en profundidad, pero también horizontalmente.

En cuanto al abono necesario, los castaños se benefician de la descomposición de sus propias hojas. Pero si queremos unos resultados mejores podemos abonar el árbol con sulfato amónico en octubre a razón de unos 100 gramos por planta.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios