La flor asiática peonía

Publicado por Covadonga Carrasco, 20 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Peonía, la flor del lujo japonés

Las flores japonesas, como casi todo lo que está relacionado con esta cultura, son sencillas pero tremendamente hermosas. En esta ocasión hablaremos de la peonía una flor con más de 2.000 años de antigüedad.

LO QUE DEBES SABER...
  • Colores: los colores de la peonía son los blancos, rojos púrpura y rosas.
  • Cuidados: necesita que la rieguen con frecuencia, al menos dos veces por semana.
  • Abono: debe ser orgánico en otoño e invierno, y soluble en primavera.

 

En japonés la peonía se conoce como “sho yu” y cuyo significado es: “la más bonita”. No en vano esta flor está relacionada con el lujo en Japón. Durante el invierno y la temporada de nieve los japoneses resguardan esta flor con un caparazón decorado.

 

Una planta con flores grandes y hermosas

Se trata de un arbusto caducifolio de hojas de color verde intenso. Cuando florece en primavera las flores que crecen son simples o dobles con forma de rosa y en tonos rosas, rojos púrpura y blancos, aunque también puede haber flores amarillas. Su fragancia es delicada pero muy agradable.

La planta cuenta con un desarrollo lento, pero sus flores son grandes y hermosas.

En cuanto a sus cuidados, requiere de semisombra y hay que evitar que le dé directamente el sol matinal. Soporta las temperaturas frías pero es preferible que se cultive en climas templados.

Los suelos ideales para el crecimiento de esta flor son los que están drenados y húmedos, en terrenos calcáreos.

La importancia de la poda

El riego ha de ser regular, unas dos veces por semana será suficiente. Es bueno para la planta que se la abone tanto en otoño como en invierno con abono orgánico, y en primavera con abono soluble.

A la hora de podarla habrá que hacerlo solo en las ramas viejas después de la floración, y en otoño antes de que comiencen a caer las hojas. Las partes muertas o los chupones que crecen a principios de la primavera habrá que quitarlos con el comienzo de la estación. Si la planta ha crecido mucho se puede podar levemente en los primeros días del otoño para que el crecimiento sea óptimo.

No resulta especialmente recomendable hacer un trasplante, ya que la peonía no suele “agarrar” bien.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios