Oxalis, una planta "agria"

Publicado por Vanesa Sánchez, 20 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Oxalis

Existen muchas especies de Oxalis y dependiendo de cada una puede considerarse como una planta invasora o como un cultivo de alimento. Sepamos por qué la Oxalis es conocida como una planta “agria”. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Oxalis: existen muchas especies, algunas invasoras y otras como alimento.
  • Hojas: tienen forma de corazón y se asemejan a los tréboles por contar con tres folíolos. 
  • Oxalis tuberosa: ofrece un alimento muy parecido al tomate que se cultiva sobre todo en Colombia.

 

Su nombre latino es Oxalis y sus nombres comunes oca, ñame, aleluya, pan de cuclillo, trébol acedo, acederilla, vinagrera blanca, etc., aunque son distintos dependiendo de la especie a la que se aluda. Pertenece a la familia Oxalidaceae y está muy extendida por todo el planeta salvo en los polos.

 

Características de la Oxalis

Puede tener comportamiento anual o perenne. Sus hojas tienen forma de corazón y son muy parecidas a los tréboles, ya que aparecen con tres folíolos.

Sus flores tienen cinco pétalos unidos en el origen y muestran diez estambres. Sus colores son el blanco, rosa, rojo y amarillo. El fruto tiene forma de cápsula que contiene un gran número de semillas.

Propiedades y usos

La variedad Oxalis tuberosa es un alimento parecido a un tomate de pequeño tamaño y cultivado en Colombia y otros lugares del noreste andino.

Las hojas de la especie Oxalis enneaphylla son comestibles y proporcionan vitamina C, muy útil para prevenir el escorbuto.

La Oxalis acetosella contiene ácido oxálico. Sus hojas y flores tienen un olor especial y un sabor característico con un toque “agrio” que puede ser un sustitutivo del limón y servir de aliño para ensaladas, verduras y sopas. No se puede tomar en grandes cantidades, ya que puede llegar a ser tóxica y proporcionarnos una mala digestión.

Es planta se usa para combatir la acidez del estómago y problemas del hígado, así como erupciones de la piel. Es refrescante, purificadora, depurativa y diurética y de ella se extrae una sal denominada “sal acetosella o sal de limón”

Hay especies que se consideran malas hierbas y nacen silvestres de forma muy habitual. Aunque hay variedades que resultan especialmente bonitas para el jardín, su cultivo lleva aparejado, por la grandísima velocidad con que se multiplica, que se convierta en una verdadera invasora que resulta muy difícil de erradicar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios