Planta Viburnum opulus o bola de nieve

Publicado por Vanesa Sánchez, 19 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Planta Viburnum opulus

Esta curiosa planta recibe el nombre común de bola de nieve debido a sus flores blancas que se agrupan en forma de bola. Es un arbusto que tiene su origen en varios lugares, entre ellos Europa, Asia Menor y Central, Cáucaso y Noroeste de África.

LO QUE DEBES SABER...
  • Viburnum opulus: arbusto caduco que alcanza los 2 metros de altura.
  • Características: cuenta con hojas con lóbulos dentados y flores blancas en corimbos que son inodoras. También tiene bayas pequeñas tóxicas para los humanos.
  • Cuidados: suelos bien drenados, ricos en nutrientes de estiércol, con pH neutro y siempre húmedos.

 

Además de llamarle comúnmente bola de nieve, el Viburnum opulus recibe otros nombres comunes como sauquillo o mundillo. Es un arbusto caduco que puede llegar a medir los 2 metros de altura, aunque también se han visto ejemplares hasta de 4 o 5 metros. 

 

Viburnum opulus, un arbusto con flores muy particulares

Las hojas de este arbusto son ovales y cuentan con unos 4 o 5 lóbulos dentados en cada una. Durante el otoño, estas verdes hojas se transforman en un bonito paisaje de tonos escarlata ofreciendo un espectáculo muy colorido. Las flores del Viburnum opulus, como ya hemos comentado, son blancas, de unos 8 cm de diámetro y formadas en corimbos. Son flores inodoras que surgen cada primavera.

Si hablamos del fruto, se pueden apreciar bayas pequeñas en todo el arbusto, de color rojo brillante y que apenas alcanzan los 8 mm, por lo que el contraste en esta planta está garantizado con las tonalidades verdes, blancas y rojas. Los frutos son tóxicos para los humanos pero no así para los animales, siendo los pájaros los que más se aprovechan y consumen el fruto.

Cuidados del arbusto bola de nieve

Por lo general no requiere cuidados excesivos. Aguanta muy bien las heladas y da igual que esté a pleno sol o a semisombra. Lo que sí es requisito para el Viburnum opulus es que el suelo tenga nutrientes y esté enriquecido con abonos, mejor si son de estiércol. Estos suelos no deben estar muy secos sino húmedos pero sin encharcamientos, por lo que un buen drenaje es imprescindible para este arbusto. También es necesario que el pH del suelo sea neutro, aunque puede aguantar los que están entre 5,0 y 7,5.

La poda no será necesaria a no ser que se le quiera dar algún tipo de forma. Si vamos a plantar dos o más especies en el jardín, lo mejor es que tengamos en cuenta al menos 2 metros de distancia entre un arbusto y otro, porque crecerán aproximadamente unos 15 cm al año y así no tendremos que trasplantarlos. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios