El árbol del níspero

Publicado por Vanesa Sánchez, 13 Nov 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Níspero

Apreciado por su fruta y también como árbol ornamental, el níspero llegó a Europa hace aproximadamente 300 años sin que se tomase en cuenta su valor alimentario hasta un siglo después. 

LO QUE DEBES SABER...
  • El níspero: es un árbol frutal originario de China y de Japón, que tiene un fruto delicioso y se ha vuelto muy común.
  • Características: es de hoja perenne y suele medir 5 metros de altura. Cuenta con flores blancas y aromáticas.
  • Cuidados: ubicación en zonas templadas, poda en verano, abono frecuente en floración y suelos bien drenados.

 

Hoy hablamos del árbol del níspero cuyo cultivo actualmente está muy generalizado. Sus nombres latinos son Eryibitria japonica y Mespolus germanica; y los comunes son níspero japonés y níspero europeo dependiendo de la variedad que corresponda. El níspero pertenece a la familia de las rosáceas y su origen se sitúa en China y en Japón.

 

Características y descripción del níspero

El níspero es un árbol frutal que suele medir unos 5 metros de altura, aunque puede llegar a medir hasta 9 metros. Es de hoja perenne, velluda y con el borde en forma de sierra.

Sus hermosas flores son blancas y aromáticas. Estas flores aparecen en otoño e incluso pueden llegar a durar hasta los primeros días del invierno.

El fruto del níspero es amarillo con dos grandes semillas que apenas dejan espacio para su sabrosa carne.

Cuidados que requiere el árbol del níspero

Su ubicación ideal es en una zona templada, no porque no resista el frío sino más bien porque desciende considerablemente su producción de fruta.

El níspero es un árbol que no es exigente en cuanto a los suelos, pues pueden ser de cualquier tipo. Eso sí, el drenaje siempre debe ser óptimo. Necesita abono con frecuencia en época de floración y de producción, aunque para conseguir frutos de mayor tamaño y mejor calidad se necesita llevar a cabo un aclarado de flores e incluso de frutos incipientes. La poda debe hacerse al final del verano, retirando las ramas secas o aquellas que no sean adecuadas para la mejor producción del árbol.

La multiplicación del níspero se hace a través de las grandes semillas que lleva el fruto en su interior y que deben ser plantadas de forma inmediata tras sacarse del mismo. También se puede hacer injertando sobre portainjertos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios