Cómo colorear flores

Publicado por Vanesa Sánchez, 10 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Colorear flores

La belleza de una flor natural es el mejor regalo que nos ofrece la naturaleza. Pero puede haber ocasiones, en las que queramos dar un toque personal a la decoración o queramos agasajar a alguien con algo realmente personal. Te proponemos colorear flores y a continuación te contamos cómo hacerlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales necesarios: flores blancas, tijeras, tintes vegetales y recipientes estrechos.
  • Pasos: mezclar en los recipientes los tintes con agua, cortar los tallos en tiras y sumergirlos con cuidado.
  • Absorción directa: consiste en sumergir la flor directamente, pero el resultado no es tan bonito.

 

La técnica es sencilla y solo se necesitan como materiales las flores, preferiblemente de color blanco, unas tijeras o cúter, colorantes vegetales líquidos y recipientes estrechos adecuados a la altura de las flores que vayamos a teñir.

 

Proceso para teñir flores

Para iniciar el proceso de coloreado de flores, haremos la mezcla del tinte vegetal con agua en los recipientes. Habrá que llenarlos con agua hasta la mitad y echar unas gotas del tinte elegido. Podemos teñir de varios colores a la vez o solo de uno. La diferencia está en la cantidad de cortes que le hagamos al tallo.

Ese es precisamente el siguiente paso, cortar los tallos de forma longitudinal, es decir, verticalmente para obtener un tallo en varias tiras, realizando tantos cortes como colores queramos obtener. Aunque tres es el máximo de cortes recomendados. Hay que dejar unos 10 cm de distancia hasta el punto de inserción de la flor.

Colocaremos los recipientes juntos e introducimos cada sección del tallo en su recipiente correspondiente. Hay que hacerlo con sumo cuidado para no romper los tejidos del tallo y que de esa forma cumplan con su función de absorber el agua teñida. Este acto se denomina absorción por capilaridad.

Transcurridas unas horas, nos encontraremos con la bonita sorpresa de unas flores teñidas con los colores que habíamos seleccionado. Posteriormente, las pasaremos a un jarrón o florero donde podamos exponerlas.

¿Existen otras formas de colorear flores?

Hay otra técnica, la absorción directa, que consiste en sumergir la flor boca abajo en la mezcla de color que hayamos hecho, y que ha de estar tibia en ese momento.

El tallo ha de conservarse húmedo en todo momento; podemos conseguirlo con una esponja vegetal o un papel mojado atado alrededor. Dejaremos la flor sumergida 24 horas y la secaremos boca abajo. No queda tan bien como con la técnica anterior, pero da resultados aceptables.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios