Flor aster de Escocia o cielo estrellado

Publicado por Covadonga Carrasco, 07 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Flor cielo estrellado

La flor aster de Escocia es una flor muy llamativa por su colorido, aunque no resulte especialmente espectacular por sí misma. Una flor que para crecer necesita lugares de semisombra y climas frescos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Colores: podemos encontrarlas en rosas, lilas, blancos, azules y rojos.
  • Crecimiento: para que sea óptimo debe ser en zonas de semisombra y clima fresco.
  • Agua: necesita ser regada abundantemente y de forma frecuente.

 

Aunque su nombre científico es el de aster novi – belgii, es popularmente conocida como cielo estrellado o aster de Escocia. Está incluida en la familia Asteraceae y tiene su origen en el este y la parte central de América del Norte.

 

Llamativas y llenas de color

Se trata de una planta perenne herbácea de 50 a 100 centímetros de altura con hojas alternas, lanceoladas, acuminadas, dentadas en sierra de entre 5 y 15 centímetros de largo y entre 6 y 15 centímetros de anchura.

Su cabezuela es bastante grande y su disco central suele ser de color amarillo con las lígulas de un tono rosa lila.

Los colores de la flor aster son habitualmente rosas y violetas, aunque también podemos encontrarla en blanco, en azul o en rojo.

Una planta que necesita crecer con poco sol pero mucha agua

La época de floración de la flor aster es a finales del verano y principios del otoño, y la mejor manera de conseguirla es en zonas de semisombra donde no incidan demasiado los rayos del sol, y en zonas de clima fresco.

Para que su crecimiento sea óptimo, debe plantarse en suelos bien drenados con fertilidad promedio y regándola abundantemente y de forma frecuente, sobre todo en verano.

También es una flor que necesita ser abonada al menos una vez al año y realizar el despunte una o dos veces, en primavera o principios del verano, para que se mantengan compactas. El despunte no debe hacerse nunca a finales de la primavera.

Lo que sí debemos hacer, es cortar los tallos al final de la temporada y realizar una poda suave.

En cuanto a las plagas que puede sufrir la flor aster, está el oidio, que podemos observar cuando la especie presenta sombras y están plantadas demasiado juntas. También podremos ver hojas recubiertas por una capa blanca. Para eliminarla, tendremos que usar azufre.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios