Las flores plumosas del agérato

Publicado por Vanesa Sánchez, 20 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Planta agérato

De prolongada floración, el agérato es una planta de temporada y un bello regalo lleno de buenos deseos, pues simboliza la “eterna juventud”.

LO QUE DEBES SABER...
  • El agérato: es una planta herbácea con origen en México y Perú. Su nombre científico es ageratum houstonianum.
  • Características: cuenta con tallos huecos, hojas elípticas con bordes dentados y flores plumosas en diferentes tonalidades.
  • Cuidados: plantarla en exterior, en zonas bien drenadas y con mucho sol.

 

Fácil de cultivar y muy decorativo, el agérato pasea sus flores plumosas por muchos de nuestros jardines. Su nombre científico es ageratum houstonianum y sus nombres comunes son agérato y damasquino.

 

Cómo es el agérato

El agérato pertenece a la familia de Compositae y su origen lo encontramos en México y Perú, pudiendo existir hasta sesenta especies distintas de esta planta.

Es herbácea y puede ser anual o perenne, según la especie. Su altura no sobrepasa los 50 cm de altura. Los tallos son huecos y no se ramifican, dando lugar en su extremo a las flores. Las hojas, grises y verdes, se disponen de forma alternativa, son elípticas y de bordes dentados.

Necesidades específicas del agérato

Las flores del agérato son esféricas y tupidas, de formato plumoso y con una amplia gama de colores, siendo los más habituales el azul, el lila y el rojo.

Al agérato le gusta crecer en el exterior y adora el sol en abundancia, aunque incluso con menos exposición a la luz solar, se podría desarrollar en zonas en las que impere el calor. Es precisamente en este tipo de clima donde aparece como planta perenne, mientras que en zonas con climas más fríos lo hará como anual o bianual. No le gustan ni las heladas ni los vientos.

La floración tiene lugar desde el inicio de la primavera hasta el final del verano.

En cuanto al sustrato, es muy adaptable a casi cualquier terreno, con la única condición de que el drenaje sea bueno. En cuanto al abono, se echará al inicio del periodo de floración, mezclándolo con el agua.

El agérato es susceptible de ser atacado por la araña roja, el pulgón y la mosca blanca. Cuando se aprecien síntomas en sus hojas, que se secan y decoloran, habrá que utilizar productos específicos para acabar con estas enfermedades.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios