Cómo regar un huerto

Publicado por Vanesa Sánchez, 11 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Regar huerto

Los huertos urbanos son una estupenda manera de tener verdura propia en casa, con la satisfacción de consumir algo cultivado por nosotros mismos desde el origen hasta la mesa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Regar un huerto: se puede hacer de forma tradicional con regadera y manguera, o bien con un sistema automatizado.
  • Temporizador: es la mejor manera de asegurar un riego correcto para el huerto, pues repartirá el agua en los momentos indicados.
  • Riego: no se debe regar en exceso, además hay que hacerlo preferiblemente por las mañanas y nunca con agua fría.

 

Algo esencial para el cuidado de estos huertos urbanos es el riego. Darle a cada planta lo que necesita y hacerlo de forma eficiente nos dará una mejor producción.


El mejor sistema de riego

Podemos utilizar los sistemas tradicionales, como la regadera y la manguera, o formas de riego más tecnificadas, como los sistemas automatizados.

Dependiendo de la situación del grifo que nos proporciona el agua, tendremos más asequible poder montar un sistema automatizado o no. Este sistema consiste en un tubo principal, del que salen ramificaciones que se pinchan en cada planta, para aportar el agua necesaria para su crecimiento. Se completa con un temporizador, a través del cual se decide la cantidad de minutos que se estará regando y cuántas veces al día.

Esta forma de riego es muy eficiente, ya que el goteo permite humedecer la tierra sin saturarla de agua. A través de la observación, comprobaremos que la cantidad de agua es la correcta y si no es así, modificaremos los parámetros. Otra de las ventajas del riego automatizado, es la libertad que ofrece, ya que incluso en largas ausencias, como fines de semana o vacaciones, las plantas seguirán recibiendo el flujo constante de agua que tengan programado.

Riegos tradiciones

El riego con regadera es el riego a la carta de las plantas. Según las veamos, así habrá que echarles la cantidad de agua adecuada. Con la manguera podemos llegar a las plantas altas o lejanas, pero debemos saber que hay muchas que no toleran este tipo de riego.

Conviene que el riego se realice preferentemente por las mañanas. Es en ese momento cuando las plantas absorben mejor los nutrientes y vitaminas, que les darán vigor para afrontar el día. No se debe regar nunca en las horas centrales, ya que las plantas a pleno sol se quemarían con el riego. Debemos procurar no regar con agua fría y que nuestro huerto urbano tenga un óptimo drenaje.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios