La larga floración de la coreopsis grandiflora

Publicado por Covadonga Carrasco, 09 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conoce la coreopsis grandiflora

Las coreopsis son plantas de las que podemos disfrutar desde finales de la primavera hasta finales del otoño. Resistentes al frío y de larga floración, son plantas sobre las que merece la pena conocer un poco más.

LO QUE DEBES SABER...
  • Colores: Una amplia lista de colores llamativos en sus flores.
  • Resistentes: Son flores que aguantan el sol, el frío, pero no las heladas.
  • Cuidados:  Con un riego regular será suficiente para mantenerlas en perfecto estado.

 

Son plantas que florecen mucho mejor si el sol incide sobre ellas de manera directa y no necesitan un suelo especial, con uno normal que cuente con un buen drenaje puede ser suficiente, aunque obviamente si el suelo es más rico florecerán mucho más. Son muy resistentes y no necesitan prácticamente ningún mantenimiento, simplemente regarlas más a menudo en las temporadas más secas y una poda baja una vez pasada la época de floración.

 

Flores llamativas y resistentes

Las flores de las coreopsis son muy llamativas, con colores de la paleta de los rojos, amarillos, rosas y anaranjados. Una buena manera de darle vida a nuestro hogar.

Esta planta tiene su origen en las praderas de América del Norte. Existe un gran número de especies, pero la grandiflora es la que cuenta con las flores más llamativas y hermosas con un colorido que llama mucho la atención y que son generalmente las que solemos ver en verano en los jardines.

Las flores van surgiendo de forma individual sobre tallos erguidos, con un aspecto similar al de las margaritas, pero de un amarillo mucho más intenso que varía en la gama de este color hasta el amarillo dorado con manchas anaranjadas en el centro. Pueden ser simples o dobles y con unos pétalos irregulares en su acabado.

Una amplia gama de colores vivos

Además, estas flores aguantan mucho tiempo sobre la planta y aunque soportan bien el sol y el frío, suelen pasarlo mal si se producen heladas.

Si encontramos alguna flor que comienza a marchitarse en la planta, hay que eliminarla de inmediato para que la planta no se agote. Tampoco requiere de una poda tradicional sino de una limpieza de las partes más secas o estropeadas cuando comienza el invierno.

Los resultados de su siembra son muy buenos porque se puede hacer durante todo el año aunque la floración sea en los meses de verano. La temperatura que necesita para ello es entre 18 y 24º. Eso sí, necesita mucha luz para conseguirlo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios