Buddleja, el arbusto de las mariposas

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Arbusto buddleja

El buddleja es conocido por ser el “arbusto de las mariposas” y es así porque sus flores y su aroma atrae precisamente a estos insectos, que llegan en grandes cantidades.

LO QUE DEBES SABER...
  • Buddleja: un arbusto peculiar llamado el arbusto de las mariposas, con flores lilas con forma de espigas.
  • Cuidados del buddleja: es de clima mediterráneo y aguanta bien las altas temperaturas. Regar de manera abundante.
  • Más cuidados: protegerlo de las heladas y poda a comienzos de la primavera.

 

Hermoso y fácil de cultivar, veamos las características del buddleja o arbusto de las mariposas.

 

El buddleja: cómo es

El buddleja le debe su denominación al botánico inglés Adam Buddle, que vivió en el siglo XVIII. Su nombre científico es buddleja davidii y como nombres comunes encontramos budelia, arbusto de las mariposas, flor de las mariposas, lilo de verano y baileya. 

Es un arbusto rústico que proviene de Asia y que, dependiendo del clima, puede ser de hoja caduca o semicaduca. Sus hojas son alargadas, de verde glauco, que nacen en grupos de 4 o 5 en el mismo punto, de unas ramas de aspecto colgante. Por la extensión de sus ramas necesita espacio para desarrollarse. Las flores del buddleja son inflorescencias de color lila en forma de espiga, muy aromáticas.  

Cuidados que necesita el buddleja

El buddleja crece bien y rápidamente en casi todos los suelos, aunque sean los calcáreos los que más le favorecen, pero siempre han de tener un buen drenaje ya que no le gustan los encharcamientos. Como abono se debe emplear uno específico para arbustos de flor y, cuando llegue el otoño, conviene echarle estiércol. En macetas puede cultivarse con gran facilidad.

Ha de regarse de forma abundante y frecuente, sobre todo en su época de floración, que es en verano. Llega a ser de tal magnitud y tan atractiva para las mariposas que estas, al posarse, llegan a ocultar las flores. Para prolongarla es conveniente cortar las flores marchitas.

Su clima es el mediterráneo, así que aguanta perfectamente el sol. Conviene protegerla de heladas en invierno y en climas suaves puede incluso no perder toda la hoja. En cuanto a la poda, esta se debe realizar a principios de primavera.

Se reproduce por semillas sembradas a principios de primavera, por esquejes en verano y otoño y también por acodo al final de la primavera.

Si hablamos de plagas y enfermedades, la araña roja y el pulgón son las plagas que más le afectan, aunque también es sensible a algunos virus.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios